Uncategorized

El mandarido amateur cumple 3 años de funciones

Este blog ha quedado para ser una bitácora de nuestros aniversarios de bodas. Hoy le toca el turno al post del tercer año. Es cursi y es trillado pero “qué rápido que pasa el tiempo”. Un año no es nada pero puede servirte para aprender mucho, más aún en una relación que involucra la convivencia …

Continue Reading
#Crónicas Uncategorized

Dos años: crónica de un mandarido amateur

Hace dos años (un 29 de marzo) dejé la soltería y de ser el típico soltero machista y “servido”, con una nula capacidad de ahorro e inexistentes habilidades para administrar un familia pasé a ser “el rey del hogar” que empezábamos a formar. Endeudado, poco tolerante, impaciente y cabreado, así empecé esta vorágine llamada matrimonio. …

Continue Reading
#Cuentos Uncategorized

Fiebre de sábado por la noche

Estábamos en Coco del Mar, no mostraba todavia la espectacularidad superflua  que tiene hoy pero ya se perfilaba como uno de los sectores más exclusivos de Ciudad de Panamá. La casa del Colorado Emaldi, el hijo del embajador argentino, era aquella vez el punto de reunión de aquel grupo multicolor de niños bien de los …

Continue Reading
#Crónicas CeroCuatro

Barcamp Quito 2009: la creme de la creme 2.0

El pasado sábado 21 de marzo tuve la oportunidad de asistir al primer Barcamp organizado en el Ecuador y al final del día no pude haber estado más satisfecho. Un evento colaborativo desde su inicio, la organización se gestó online a través de Google Groups y desde diferentes partes del país, muchos tratamos de colaborar …

Continue Reading
Uncategorized

Dos mil diez menos uno

A muy poco del 2010 y todavía no hay carros voladores que causen embotellamientos aéreos en las ciudades. Estamos a un maldito paso de completar la primera década del jodedordemadres siglo XXI y ¿qué es lo que tenemos en la víspera del 2009?: reguetón (o como te de la gana de escribirlo porque si ni …

Continue Reading
#Cuentos CeroCuatro

La vie en rouge I (Francisca)

Para mí tener suerte con las mujeres era evitar que choquen conmigo en una acera. Si en el bus alguna salía con un “por favor ¿tiene la hora?”, eso ya lo consideraba un encuentro cercano. Luego cambiaron las cosas, en realidad no cambiaron tanto. A pesar de que podía acercarme a aquellos seres de Venus …

Continue Reading