Exigir al CNE la publicación de la base de datos con los resultados de elecciones como muestra de transparencia

El día domingo 19 de febrero de 2017 se realizó la jornada electoral en Ecuador para elegir Presidente, Asambleístas Nacionales, Asambleístas Provinciales, Parlamentarios Andinos y una consulta popular de yapa sobre paraísos fiscales.

Todo parece indicar que para la elección del binomio presidencial habrá segunda vuelta, con datos a la mano y de una manera técnica, Julian Assange presentó de manera gráfica que para que Lenín Moreno llegue al 40% de votos válidos que necesita para ganar en primera vuelta (también recordemos que además de 40% necesita tener más de 10% de votos que el candidato que esté en segundo lugar) sería algo inconsistente que se iría contra la tendencia ya establecida.

 

Han habido indicios de fraude y malestar ciudadano por la demora del CNE en presentar resultados, demora entendible ya que en procesos anteriores no se habían presentado resultados tan pronto, pero demora que hoy sí crea tensiones ya que, a diferencia de procesos anteriores, hoy el margen es tan pequeño que un 1% puede hacer toda la diferencia.

Tengo experiencia en procesos electorales, siempre me han interesado y desde las elecciones seccionales del 2004 he estado de una u otra manera inmerso en conteo rápido y control electoral. Con esa experiencia y tomando en cuenta la situación actual, considero que un real ejercicio de transparencia del CNE sería publicar la base de datos completa de los resultados de las elecciones para que las organizaciones políticas o colectivos ciudadanos puedan fácilmente ejercer control electoral.

¿Por qué es necesario esto? les explico: en este momento el CNE ha habilitado una página web en la que podemos consultar los resultados de cualquier parte del país, por dignidad, provincia, cantón, circunscripción, reciento electoral y mesa. Podemos consultar desde resultados nacionales hasta ver el acta de una mesa en específico. Es algo muy bueno para consultas sencillas e individuales pero nada práctico para un verdadero control electoral.

De esta manera las organizaciones que hayan realizado control electoral el día de elecciones, es decir: recuperar actas de escrutinio en las mesas e ingresar esos datos en su propio sistema, podrán cruzar esa información rápidamente y con solo una consulta con la información de la base de datos oficial que debería publicar el CNE. De esta manera en pocos minutos se tendría un listado de actas en las que existan diferencias entre las actas recogidas el día de elecciones y lo ingresado oficialmente.

Solo así se podría garantizar transparencia, porque tal como está actualmente planteada la página de consulta no quiero imaginarme cuánto se tardaría en revisar todas y cada una de las actas, ni siquiera sería fácil encontrar todas aquellas que tengan inconsistencias.

Así que organizaciones políticas, colectivos ciudadanos y ciudadanía en general: exigamos que el Consejo Nacional Electoral publique la base de datos de resultados una vez terminado el escrutinio. Recordemos también que el control electoral es necesario en la elección de asambleístas, no nos concentremos solo en la elección presidencial.