Para cruzar la calle o la meta hay que ver hacia los dos lados

En abril se celebraron las fiestas de cantonización de Tulcán y entre uno de los eventos hubo una competencia ciclística con buena convocatoria y buen nivel de deportistas participantes.

No me acuerdo quién la organizó ni como se llamaba, nunca salí a ver ninguna de las etapas ni circuitos y apenas pude ver un par de minutos por la televisión local. Par de minutos que bastaron para toparme con lo siguiente:

El puntero del circuito agarra berracamente bien la curva, llega a la recta final, mira hacia atrás por su izquierda y no ve a nadie, levanta sus manos en señal de victoria y…

CeroCuatro, octavo diseño y algo así como una segunda temporada

Oficialmente ha empezado mayo. Un minuto ya ha recorrido de este Día del Trabajo del 2008 mientras inicio este post y espero que las imágenes que no fueron automáticamente subidas en el proceso de migración del blog se muevan manualmente hacia el servidor.

Empezó el 1 de mayo, un día del trabajo que me espera con trabajo normal y que, aparentemente, también marca el fin del trabajo que me ha costado (nos ha costado) darle una nueva imagen al blog y hacer algunos cambios y actualizaciones en la parte que está por detrás de lo que se ve como resultado final.

Estoy cansado, no tengo ganas de terminar el proceso hoy, pero veamos si logro hacerlo. Quiero dormir temprano para dormir más. Además no sólo tengo que ir a dormir, sino también cumplir con mis nuevas labores y responsabilidades: ser cobija y almohada humana de la otra mitad de mi cama, la otra mitad de mi vida pero que en realidad es la dueña completa de lo que soy y tengo, hasta con alma incluída posiblemente.

Éste viene a ser el octavo diseño que el blog adquiere. No es más que uno de los templates más prácticos, básicos y populares (el Kubrick) con algunos pequeños cambios y trucos a la fuerza para que calce con el nuevo aspecto que sin lugar a dudas es el diseño mejor logrado que esta hueva’a ha tenido.

El retorno al ruedo de los blogs viene con un sabor diferente, con expectaciones no menos frívolas y posiblemente más egoístas. Diferentes al fin y al cabo.

Con un diseño sencillo y limpio, sin la parafernalia excesiva de widgets, plugins y demás, dejando la pose de los bloggers con ínfulas de emprendedores para otros proyectos de un verdadero sentido y uso práctico y hasta comunitario y sin preocupaciones por pagerank, estadísticas, monetización o tops pendejos y sin anonimato.

Mi hermano sugería al ver las pruebas del nuevo template que le agregue al header el disfraz que Phantom se sacaba para quedar como Fabián. Interesante idea pero en realidad sigo siendo el mismo, no tenía un disfraz ni una doble identidad, o bueno, talvez tenía un disfraz como una bolsa de papel en la cara pero no pretendía ser alguien más, siempre he sido y seré el mismo mojigato aburrido y cara de cabreado según muchos y el gordo bonachón y tranquilo que gusta de la tecnología, su trabajo, ver sus series de tv y las bielas, para otros.

Y ya que la cuestión del anonimato a medias no va:

Boda Auz Arthos

Así es, caZado con Z. Este espécimen de cebra cayó bajo las dulces garras de su leona.

Hola, mi nombre es Fabián Auz, soy un blogger y este es mi blog.

*Quería poner de título al post: “Hey bitch! give me all of your money. Your pimp is back”. Pero creo que mejor no.