Fanesqueando en la playa. Post promo-vacacional atrasado

Si hay una cosa que me gusta de la religión católica, apostólica y romana es su sponsoring (o más bien una especie de alcahueteria) para pecar bajo la venia divina. Específicamente me gusta mucho la semana santa, una semana en la que los excesos de gula son permitidos para celebrar la muerte de Jesús. O sea, sí, se celebra la muerte de alguien pero porque luego resucitó y además su sacrificio marcó un nacimiento puro para el resto de nosotros (lo siento todavía guardo algo del romanticismo católico de 12 años de educación donde “los hermanos”, además parece que los católicos solo preferimos “interpretar” las partes light de la Biblia y no aquellas en las que “diosito” manda al carajo todo y a todos con una violencia y brutalidad extremas con tal que se haga su santa voluntad).

La semana santa tiene otro plus: es un feriado oficial. Uno, uno y medio o dos días más (dependiendo de la entidad o empresa donde se trabaje) se añaden al fin de semana de domingo de resurreción. ¿Cómo no gustar de una semana que trae vacaciones y la opción de comer toda la fanesca que humanamente se pueda soportar… y un poquito más?

Creo que desde que empecé a gustar de la fanesca, porque de niño casi no comía nada y menos fanesca, nunca había dejado de hacerlo religiosamente en la semana mayor de los católicos año tras año, hasta hoy. Este año no comí mis platos de fanesca pero pasé bielando y comiendo camarones y pata’e mula (un caracol marino o algo así) en la playa de Las Peñas en la provincia de Esmeraldas. Gula en el páramo por gula, cerveza, sol, arena, mar y la mejor compañía en la playa; me parece un buen cambio de hábitos de pascua cristiana.

Ñam ñam

Un buen viaje, desde el inicio

Si van con su media empanada, la privacidad que puede ofrecer el escoger la última fila de asientos de la van es una buena opción.

(¡Nos vamos al Quinche! ¡Nos vamos al Quinche! if you know what I mean 😉 )

Información turística de utilidad: si no se va en carro propio solo hay un turno directo desde Ibarra a Las Peñas los viernes a las 5 de la mañana. Para evitar eso y para ahorrarse una hora de viaje (3 horas en carro particular, 4 en bus) se pueden usar los servicios de transporte de algún hotel o empresa turística, en este caso nos fuimos por los modestos servicios del Hotel Cumbres Andinas.

La casa de Cristal

Ya con el seco y árido paisaje de las tierras de la cuenca del río Chota dejadas atrás empezó el colorido propio ya de tierras más calientes.

El verdadero significado de lo que una casa de Cristal debería ser.

¡Good bye Norteño y bielas, hola Cristal y bielas!

La casa de Cristal
Letrerito resumido

Y las curiosidades empezaron

Un pequeño y resumido letrero monumento a la practicidad y minimalismo. Solo muestra la información precisa, concisa y básica en apenas unas pocas resumidas líneas.

El cuadrón de la muerte

No, no es que tuvimos algún percance o accidente mientras consumíamos la media hora de diversión motorizada comprada con 5 dólares, solo que me pareció un buen título que suena a película criolla tipo B.

No era automático, así que tuvo que sufrir casi todo un kilómetro en primera y varias apagadas hasta que le cogí el tino (no, no sé manejar moto. Bueno ahora ya un chance). Es que el man que lo alquiló me explicó mal, solo tenía que recalcarme que cuando decía “mete cambio hacia abajo” ese “abajo” era con respecto al talón y no a la punta del pie, duh.

El cuadrón de la muerte
Antena e' coco

Antena e’ coco

El dueño del carro nos contó de un taller electrónico local que hacía adaptaciones de todo tipo. El “tuning” que él había elegido era más bien práctico; ahora sí ya podía sintonizar las radio transmisiones de la zona e incluso un par de estaciones de radio satelital.

Torta de cama y ron concha

Ron arepas
Ceviche de cama

Si de comida exótica se trata, Las Peñas es todo.

Ojo, no es lo mismo comerse un ceviche de cama que pegarse un ceviche en la cama.

Ron arepas y ceviche de cama
Duchas de agua

Las duchas de Dulcita

Toda la gente que hacía uso de los servicios prestados por este armatoste usado posiblemente en cámaras de gas en la segunda guerra mundial reclamaba airadamente al darse cuenta que el agua usada era agua entubada directamente del mar.

Los dueños dicen que tienen más clientes que cuando el rótulo decía “Dulce” duchas de agua.

V for vaño

Ducha y

“Ducha y vaño”, son algo así como los baños turcos, pero el ambiente además de caliente se encuentra “adobado” con los vapores de un alucinógeno extraído de la planta cuyo nombre científico es vanhium delirantis.

Ducha y
Sanwis

Sanduccies

Sanwis

Otra vez los platos exóticos.

El sanwis es una fruta pequeña parecida al kiwi pero más bien como diferente. Tiene cáscara, pepa y lo que está entre las dos es lo que se come. Tiene un sabor característico muy parecido al de alguna otra fruta exótica. Su árbol es parecido al de aguacate sino que más pequeño, delgado y con hojas totalmente diferentes. Ricos, aunque no los probamos.

Almuerzos con ducha incluída

Me parece una costumbre sana. Eso de ducharse mientras se almuerza no lo había visto. Lo máximo que he llegado a ver es a Kramer en Seinfeld cocinando en su bañera.

Almuerzos con ducha incluida
The habitaci ones

The Habitaci Ones

Oh man, you’re so lucky to be alive. Told me the old man when he knew my story.

“There are Habitaci Ones” man that’s terrible. The Habitaci Ones are monsters from hell. They eat human flesh, they have no compassion. The legend says they come from “Habitaci”, a dark and full of suffering place in the fucking king of Hades.

De cómo se inspiran los perros poetas

¿Qué hace un perro poeta antes de publicar su anuncio en busca de pareja en DejavuTranspersonal?

Va a meditar e inspirarse en las afrodisíacas playas de Las Peñas.

Perro poeta en la playa
Baño?

Baño?

¿La respuesta que recibimos al preguntar si tenían baño?

“No sé”

Marmolería el suave casimir

Juguería la bendición de dios

¿Ponerle a una juguería “La bendición de dios” será como ponerle “El jugo de zambo” a una iglesia evangélica?

Juguería la bendición de dios
Camarón de ría

Camarón de río, pescado en la ría

Conocimos a un camarón de río (el pequeño, de la izquierda)

At last, but not at least: Betsabé

Betsabé

Si van a comer al restaurante “Don Caja” posiblemente se encuentren con esta traviesa y linda negrita. La tortilla de camarón o el arroz mixto de camarón con pata’e mula: recomendados.
Hay tanto que contar sobre el viaje y este post ya está muy largo. Eduardo me pasó hace algún rato un meme sobre “mi paraíso natural” o algo así. Yo puedo decir que durante el último feriado de semana santa viví en un paraíso, y es que no hay nada más mágico que correr borrachoso en la noche por la playa escuchando “me oriné en el cielo, me oriné en las estrellas”. Si te has meado en el cielo, estás en el paraíso.

Fotos por Kodama San

Rock al Ocho: primer festival de música independiente en Tulcán

Rock al ocho

Radio 04 es uno de los auspiciantes/difusores de Rock al Ocho, el primer festival de música independiente que se llevará a cabo en la ciudad de Tulcán el sábado 21 de abril del 2007 desde las 10 de la mañana en el Parque del Ocho. Un festival basado en el espíritu del Quito Fest y organizado por Dementzia, el colectivo de intervención urbana.
Ocho bandas, durante Ocho horas en el Parque del Ocho. De todo y para todos, es lo que se tendrá con el siguiente cartel:

– Equinoxio Flow – Hip Hop (Quito)

– Los NEP – SkaPunk (Quito)

– Escaparate – SkaPunk (Quito)

– Txantxa – New Metal (Tulcán)

– La Calle Morgue – Gothic Rock (Quito)

– Shuar – Punk (Tulcán)

– Nebuxys – Cybercore (Quito)

– Mama Kunk – Ska Reggae (Pasto) *banda invitada desde Colombia

Y lo mejor de todo: ¡GRATUITO!

Después del concierto, a partir de las 9 de la noche en el Hobbie Bar por 5 USD se podrá drisfutar de una barra libre con todos los integrantes de las bandas que participarán en el festival mientras que el pana DJ P. estará haciendo de las suyas en las tornamesas.

Anímense guambritas y guambritos (y no tan guambras), un sábado lleno de adrenalina, música, cabeceos, mosh, saltos, gritos y pura gozadera de la buena. De paso también conocen (o visitan) Tulcán y festejan a la ciudad en sus fiestas.

Toda la info en www.rockalocho.com