May the blog be with you

¿En dónde? – en Quitofff, República Amazónica (si, como no) del Ecuador.

La fecha tentativa es el sábado 4, pero podría cambiarse al viernes 3. En dónde (Multicines o Cinemark) y a qué hora, será cuestión de ponernos de acuerdo.

¿Quién dijo yo me apunto?

Soundtrack: Sueños – Julieta Venegas / Diego Torres
Ojalá y ahora ya pueda pagar la jaba de bielas que debo por ahí.

Cuando el acceso masivo a internet es un problema

“Está bien que todos tengan acceso al internet”. A primera vista parece una frase coherente, optimista, positiva y que denota un sentido de igualdad para todos.

“¿Está bien que todos tengan acceso al internet?”. Esa creo que es una frase más adecuada.

“Si tu nivel de escritura, lectura y comprensión no supera al de un niño de 5 años con síndrome de down: ¡al carajo, ni pienses entrar al internet!”. Esta es la frase correcta.

El hecho de que quienquiera pueda ingresar al internet no debería significar que, justamente, quienquiera, ingrese al internet. Sería bueno que empiecen a complicar un poco más las cosas para que, por lo menos, disminuya la cantidad de tarados y cabezas huecas (término bastante soft y “fílmico” para referirme a toda esa sarta de estúpidos babosos) que hacen uso del internet y llegan a aumentar las úlceras de aquellos que tratamos de navegar por este cybermundo de una manera racional.

Hace poco ustedes pudieron ver una parte de un largo listado de las búsquedas con las que han llegado hasta CeroCuatro.net. Si pensaron que eso era lo máximo de la idiotez, pues se equivocaron. Aunque hay una perla que si participaría en un concurso de búsquedas estúpidas en Google; perdería….. por estúpida. Y esta perla es: no quiero ser chino de los ojos quiero ser ojon. Realmente no sé si reirme, llorar o hacerme una infusión de cicuta para no sufrir tanto.

Bueno, volviendo al tema; la ignorancia es atrevida. Durante mucho tiempo he visto como aparecen comentarios que entre una risa de pena y un “pobre tipo, ojalá que no haga sufrir al mundo y muera pronto” poco a poco me han ido virando el hígado. Y llega un momento en que uno ya no aguanta más y revienta, ya no puede cargar con ese peso solo, tiene que buscar alguien con quien compartirlo para aligerar la carga. Es así que hoy comparto con ustedes aquellos comentarios que me han hecho reír, llorar o tener pesadillas. No es la lista completa, no dispongo del tiempo suficiente y posiblemente el documento de Word primero colapse antes de poder almacenar tanta pendejada junta.

Muy bien, empecemos.

En el post ¿Qué pasó con Mtv? hacía referencia a que el Mtv de hace 8 o 10 años no tiene comparación con el Mtv de ahora. Ese básicamente era el tema del post, hubieron muy buenos comentarios y casi todos afirmaban el punto central de mi post. Pero no sé cuándo se transformó en un foro para solicitar que “Enchúlame la máquina” los escoja. Al parecer el inicio de tremendo revoltijo fue con este comentario:

  • Alfredo dijo: “mtv por favor enchulenme la maquina
    es un play station one y quisiera que fuera como un pla station 2 o mejor”

    Estimado Alfredo, ande y pídele tu deseo a Mtv. Esto es CeroCuatro.net, un simple weblog. Si una página web tiene en alguna parte de su contenido la palabra Mtv no significa que sea una página de Mtv.

Y esto solo fue el principio del fin. A partir de este comentario los “please Mtv, pimp my ride” no han cesado.

  • Alan dijo:“quiero que me mandes toda la informacion hacerca de este programa y si hay en mexico, por se que hay en argentina y sus bases para inscribirme gracias

    De faltas de orrografía mejor ni hablemos, me embalo.

  • Alejandra dijo: “ese programa esta chido.”

    ¿Qué carajos….? ¿Se estaría refiriendo al Movable Type que era el programa que usaba entonces para administrar el blog?

  • Diana Murcia dijo: “hola señores de enchulame la màquina..les escribo porque he estado buscando con URGENCIA un enchulador para que please me transforme el carro de mi papà.soy de colombia y agradeceria que me hicieran saber lo màs pronto posible si es posible que vengan o tengan algun contacto aqui en colombia y me ayuden.si no hay nadie les agradeceria esrtudien la posibilidad enque sea asi sea el 1 carro que arreglan en latino america.gracias!!!!!!! sin otro particular y esperando ojàla positiva y pronta respuesta me despido…att:diana c murcia.”

    Por lo menos se despidió con algo de etiqueta y educación

  • Maera Campos Aguilar dijo: “QUISIERA QUE AYUDARAN A MI HERMANO POR QUE EL CARRO QUE TIENE…..
    ESTA PA LA CHINGADA Y EN CERIO QUE NOS HACE FALTA EL CARRITO OJALA Y ME ESCUCHEN EN SERIO GRACIAS.

    PD:OJALA Y SE PONGAN EN CONTACTO

    BAY Y SE CUIDAN!!!! “

    ¿Bay? ¿Baywatch? Y este man cómo escribirá la palabra gay; ¿gye?

  • Fernando djo:“HAGANME CREER QUE SE PUEDE CONFIAR TODAVIA EN ALGUIEN QUE PUEDE HACER MILAGFROS INCONDICIONALMENTE, SOLO PIDO ME DEN LA OPORTUNIDAD DE QUE SE PUEDE HACER . DESPUES DE BATALLAR CON MI CARRO DE MUCHAS FORMAS !GRACIAS! POR QUE CONFIARE EN USTEDES,,,,”

    Fernado, todavía alguien puede hacer milagros incondicionalmente, tendrás tu oportunidad, y claro, por qué no; confía en nosotros….. siempre y cuando te tomes tus malditas medicinas, ¡ábrele la boca a este güey y que se trague las pastillas!

Ok, creo que está quedando muy largo, dejaré los demás para una próxima entrega.

Soundtrack: Fly – Hilary Duff (hablando de que Mtv ha cambiado)
Pero no todo es tan malo. Ese tipo de personas son mayoría en aquellos grupos de gente que hacen click en los anuncios adsense de Google o cualquier otra publicidad que puede generar dinero al webmaster.

Soy un anarquista

O por lo menos eso es lo que dijo este test. Dando una vuelta por WR276 me encontré con el link al test en mención y decidí tomarlo para ver si podía tener en claro mi posición política.

El resultado, aquí:

Puntaje: Anarquismo. (Creado por: Imunimaginative’s Deviantart Page)

Anarchism

83%

Green

75%

Democrat

75%

Fascism

58%

Socialist

50%

Republican

42%

Communism

42%

Nazi

25%

What Political Party Do Your Beliefs Put You In?
created with QuizFarm.com

O el test no funca o mis respuestas fueron demasiado estúpidas e incongruentes. Sea como sea parece que para mí es casi lo mismo ser un anarquista, un ambientalista o un demócrata. What tha f ?

Creo que muchos de nuestros queridos “padres de la patria” han tomado el mismo test y por eso piensan que es lo mismo ser de derecha o izquierda y que cambiarse de camiseta política es normal.

La papa mecánica

Cuando la sequía de ideas se presenta parece que siempre aparecerá algo que me haga salir al paso aquí en CeroCuatro.net. Hace algún tiempo publiqué un email que envió mi hermano a su círculo cercano. Muchos se lo creyeron, incluso un reconocido blogger guayaquileño también se tragó el cuento (no te culpo Aldo, a todos alguna vez se nos sale el “sencillo” que tenemos dentro). Mi hermano era feliz viendo como el contador de visitas aumentaba: “o sea que ya lo han visto más de 100 personas, chévere” decia.

Ahora otra vez mi hermano sale al rescate. No se trata de otro disco, hoy protagoniza una película. Sin más, la sinopsis y el poster de la película en cuestión:

A Clockwork Orange

Lucho Delacroix es un joven obsesionado con la “ultraviolencia”, la cual practica por las noches con la ayuda de sus “tuluences” Matamba, Lucheins y Niño Beatle. Estimulado por las canciones fuleras de Widinson, el agresivo y tiránico carácter de Lucho acabará trayéndole problemas cuando asesina por error a una diva de la tecnocumbia y, al intentar escapar, es preso de una emboscada por parte de sus amigos que lo llevará a cumplir condena en la PJ. Una vez dentro le ofrecen la posibilidad de ser libre a cambio de someterse durante 15 días al tratamiento médico Vallenático, lo cual acepta encantado. Consiste en una terapia a base de sesiones de vallentano violento y obsceno, junto con medicamentos que le provocarán nauseas para que asocie el malestar que está sintiendo con lo que está viendo, y así se inhiba su carácter violento. Sin embargo, lo que parecía una rehabilitación se convierte en una tortura cuando el joven, ahora indefenso, es víctima de su propia familia, de sus antiguos amigos y de personas que había atacado en el pasado. Desesperado, Lucho intenta suicidarse, pero sobrevive y su historia se convierte en noticia ya que sale en la primera plana del diario Extra, y tras una serie de operaciones en su cerebro, Lucho vuelve a ser el que era…

Clockwork orange

Soundtrack: Algo de Celine Dion ¿?
No soy el único perezoso en la familia, hace rato que mi hermano debía sacar su blog…. pero nada (no, el hospedado en Yeyito no cuenta).

Tanto relajo para la misma vaina

Este espacio ya luce decente. Lo veo bastante bien, me gusta el diseño. El autor del logo de CeroCuatro de la parte superior izquierda y del logo del Trilladero es mi hermano, y ahorita también está trabajando en el diseño para la sección del “Diccionario Pastuso”.

Ajá, así es apreciados lectores y visitantes esporádicos, vamos a tener una sección dedicada a rescatar, recordar, y preservar aquellas palabras cuyo origen o significado ha sido privativo de esta porción norteña de tierra ecuatoriana. En algunos días la sección estará funcionando; cada vez que abran la página encontrarán una palabra diferente con su respectivo significado, además se podrá consultar todo el diccionario. Diariamente iré ingresando nuevas palabras. Todo ese material será extraído de la memoria del Licenciado Delacroix y de un libro (que ahorita no recuerdo el título exacto) escrito por mi coterráneo Don Amilcar Tapia y que recopila (justamente a manera de diccionario) todas esas palabritas que forman parte de mi identidad como pastuso.

Cambié de sistema de gestión de contenidos, rediseñé completamente el blog, todo un alboroto y ¿para qué? para estar ahorita sentado frente a Satine (mi laptop) sin ninguna idea para post, sin nada que se me ocurra para poder colocar aquí. Espero que el viaje a la playa de este fin de semana sea un incentivo de regeneración para mis, cada vez más empobrecidas, imaginación y facultad de generar ideas. Hoy o mañana los dejaré en compañía de otra buena narración de mi papá; el Licenciado Delacroix. No dejen de comentar, siempre le gusta saber que lo han leído.

Soundtrack: Ese tema de reguetón (o como carajos se escriba) que dice “agárrala, pégala, azótala….”(Si hay algo que me alegra es saber que esta música no será eterna)
Cri, cri, cri. Lo único que se escucha dentro de mi cabeza.

Testing, testing. ¿Is this thing on?

Más que una prueba es un anuncio; esta vaina estará activa en menos tiempo del esperado.

En un tiempo record (considerando mis espectativas iniciales) he migrado hacia WordPress e incluso he rediseñado el blog. Por ahora hasta ahí nomás (es domingo por Dios santo, DO.MIN.GO. Día de descanso o por lo menos siempre es el único en el que duermo temprano).

Mañana y a lo largo de la semana continuaré colocando toda la parafernalia que complementará el diseño y uso de este blog. Este cambio me obligó a hacer un upgrade del plan de hosting que inicialmente tenía contratado, y ahora que ya tengo opción de trabajar con bases de datos MySql por fin podré implementar algunas cosas que he tenido en mente desde hace rato. En resumen; una que otra sección nueva y cositas que le darán un poco más de dinamismo a este weblog.

Poco a poco la cabreadera va pasando.

¡Bienvenidos a la SEXTA versión de CeroCuatro! A mí me gusta como está quedando, no sé a ustedes.

¡Ahora si: me calenté!

Para lástima de unos pocos (mis tres personalidades) y contento de todos los demás, este weblog permanecerá inactivo hasta que me se me pase la cabreadera; es decir hasta que cambie de Movable Type a WordPress (si no entienden no se preocupen, son los nombres de los sistemas mágicos que permiten administrar y mantener weblogs).

El puto error 500 que lanza el Movable Type ya me colmó la paciencia y como soy perezoso no seguiré buscando la solución para el problema sino que migraré de una a WordPress.

¿Error 500? ¿y eso qué es? No sé, ni me importa, lo único que importa es que esa pendejada ya no hace posible que se puedan dejar comentarios de una forma rápida o por lo menos razonable. Entonces para bienestar y estabilidad de mi ego debo tener una función de comentarios habilitada y sin inconvenientes.

WordPress, allá voy.

Soundtrack: Alguna de Maná, no me importa, estoy cabreado
Espero no tardar más de una semana, tengo que hacer un upgrade a mi plan de hosting, instalar el wordpress, migrar toda la información y -si estoy de ánimo- rediseñar el blog. Te cagaste WordPress, que allá voy te digo. Y como los comentarios no funcan sería bueno que alguien “comente” en mi email: phantom04’arroba’gmail.com Mi megalomanía les quedará eternamente agradecida.

El gritón de San Francisco

Luna de oposición. La noche como el día. Las estrellas, en manada, brillaban sobre el horizonte, donde el viejo Chiles charlaba con destellos de nieve con su vecino el Cumbal. El graznido de una que otra lechuza, interrumpía el silencio frío de la loma de Tulcanquer, forrada de retazos de trigales a punto; de papas chauchas; de habas tiernas; de arracachas, cosida con pespuntes de zanjas largas, adornadas con matorrales de pispura, de guanto y de arrayanes agobiados por vicundos.

Serían talvez las diez de la noche.. Eloísa, una chiquilla guarmi, sentada en un banco hecho de raíz de penco de Méjico, allí, en el corredor de su casa de paja, de dos puertas de una solo hoja y con una pequeñísima ventana con tres barrotes de guandera, hilaba un bellón de lana de borrego merino, comprado el día anterior a la vecina Trinidad. Esa era su costumbre en las noches de luna.
El bellón que pesaba guarco y medio, estaba asegurado en la rueca de pumamaque que, su mama marcay, misia Goya, le había regalado para que aprendiera a ser mujercita. La lana hilada la iba enroscando en el sigse, el mismo que para que pueda girar mejor, estaba repesado con un piruro de plomo. Sus dedos partidos olían a cascarria de oveja. Nada le importaba, mientras mezclaba la tarea con los pensamientos de su querido Juan, arriero que se había ido al viaje, allá a Barbacoas, puerto fluvial a orillas del Telembí, en donde los morenos jetones y las negras culonas, lavaban oro al compás de sus cantos
monótonos y tristes.

-Cuándo regresará, pensaba. – Ya van a ser quince días y ojalá no le haya meado el cueche o lo haya picado la víbora-

No sé si acaso fue un presentimiento, lo cierto es que esa noche, clara como el día y con luna de oposición, le pareció todo más raro: el viento, el frío, la lechuza y hasta la lana y la rueca. De pronto, como salido del fondo de la tierra, escuchó un grito largo, fúnebre, penetrante hasta el seso. El grito decía: “avaaaanceeennnnnn……” y terminaba con un dejo, mezcla de ansiedad y de cansancio, o talvez de lejanía. Fue tan funesto el grito que un ventarrón con fuerza tremenda, sacudió a los árboles, a tal punto que parecía que los iba a sacar de raíz. Las hojas secas volaron por los aires. Las gallinas cacareaban asustadas. Los perros aullaban, cosa que daba miedo. El caballo, amarrado en el alar de la casa, bufaba; y, hasta el puerco que estaba sujeto a un tronco de cerote, gruñía como antes nunca lo había hecho.

Eloísa, temblando de miedo, recogió la lana hilada, la puso en una canasta de chilandé y, sin sacudirse el bolsicón mordoré, empujó la puerta para entrar de sopetón a medio cuarto.

Que alivio, cuando el sol empezó a entrar por las rendijas de bahareque de la mediagua. La noche había sido muy larga. Su sueño no fue tranquilo, sino lleno de sobresaltos, recordando el grito terrorífico.

Su papá, don Aparicio, le contó a su hija que ese grito venía de San Francisco de Colombia. Que de vez en cuando se escucha retumbar ese grito que, a decir de los viejos, lanzaba el alma de un combatiente de la batalla de Cuaspud, cuyo cuerpo no había sido sepultado sino devorado por los perros de la Ovejería, hacienda de propiedad de unos curuchupas.

A Eloísa se le quitó la costumbre de hilar en las noches de luna, pero no se le quitó el pensar en su arriero que, a lo mejor, desde “El Cascajal”, al regreso del viaje, le enviaba su cariño en suspiros profundos, mezclados con el olor al guarapo de Ricaurte y Chucunés.

Un post del Licenciado Delacroix

Almuerzo conferencia

Estas semanas han sido de esas medio cojudas. Tengo la bola de cosas por hacer pero con solo pensar en eso ya me “abombo” y termino los días sin hacer nada de lo que debía haber hecho (¿es mi idea o estoy cantinfleando? espero que no). Las tardes, las tardes sobretodo no me dejan hacer nada: por querer atender a los clientes que llegan a usar internet o a los guaguas que llegan gritando en busca de jugar Counter Strike o Warcraft III no me dedico a hacer mis pendientes.

Y es que eso de hacer mis cosas por ratos, en algún huequito que me quede libre no me gusta. Por eso tampoco he escrito ningún post últimamente en este blog aburrido y medio incoherente. Es que quiero sentarme a hacer una sola cosa y no estar pendiente de 3 o 4 cosas a la vez. Puedo hacerlo, pero para cosas un poco más elaboradas o importantes prefiero dedicarles tiempo solo a ellas.

Por ejemplo el miércoles, ya tenía planeada la mañana. En mi torpe cabeza tenía elaborado un plan de mis pendientes, por lo menos ya iba a aprovechar antes del mediodía porque las tardes mejor ni las planifico, mucho relajo, mucho stress, mejor me dejo llevar por lo que pase y me dedico al “chuzo”. Todo estaba listo, un montón de post-its imaginarios con las tareas por hacer estaban pegados dentro de mi cabeza.

Pero no, don Murphy siempre llega con sus leyes o una de sus derivadas y la caga toda. Tenía que acudir a la invitación de un almuerzo-conferencia en representación de la persona que originalmente invitaron ya que no se encontraba en la ciudad. Me avisaron a las 11 de la mañana, el almuerzo era a la una de la tarde, pero desde ese momento dejé de hacer todo lo que tenía planeado, ya me cortaron la viada pues. Y mientras llamaba a la casa para que me alisten el terno se me fue todo el ímpetu por terminar lo que había iniciado y me quedé haciendo tiempo hasta que den las 12 y cuarto para ir a la casa a bañarme, afeitarme y enpingüinarme en un terno.

Agarré un esfero, una agenda de mi papá y salí enpingüinado rumbo al almuerzo-conferencia. ¿Que para qué llevaba la agenda? ¿para tomar nota? si y no. Iba a tomar nota, pero no por iniciativa propia sino para que el resto de invitados no piensen que solo iba por la comida. Al final creo que fui el que más nota tomó, de los pocos que lo hicimos.

Este almuerzo-conferencia estaba organizado por el Banco del Pichincha y había invitado a sus clientes más “fuertes” acá en Cero Cuatro. La conferencia era sobre el TLC y estaba dictada por el Ing. Mauricio Pinto, ex integrante de la comisión negociadora del Ecuador. Al final de cuentas un tema interesante. Casi todos los invitados eran “poderosos” clientes del banco en mención; “¿y este, cómo así vendría, por qué lo invitarían?” de seguro se preguntaban refiriéndose a mí. Yo solo me fijaba en la asistente de don Pinto. Era de esas mujeres que llaman la atención (por lo menos a mí), y no por ser llamativas o porque justamente quieren llamar la atención (vestidos ajustados o pocos vestidos, cuerpazo, bastante piel al aire, exhuberante cabellera con un rubio anti-natural, maquillaje exagerado, ojos verde-postizo, etc) sino más bien por todo lo contrario, no pretendía llamar la atención, por lo menos no directamente; era una mujer elegante, delgada, con un carita mezcla de intelectual y tierna, casi sin maquillaje, lindos ojos oscuros. Aunque lo admito, mi atención se dirigió hacia ella cuando vi sus largas botas de cuero, luego me fijé en lo demás.

Cuando leí en la invitación que se trataba de un almuerzo-conferencia me imaginé que era una conferencia y después servirían el almuerzo o que después del almuerzo dictarían la conferencia pero no fue así, estaba equivocado el asunto era literal: almuerzo-conferencia. Mientras estábamos escuchando la charla empezaron a pasar la comida. Ni comí bien, ni atendí bien. ¿Cómo se les ocurrió hacerme eso? Comer es un placer, un arte incluso. Además nunca me han gustado esas vainas protocolarias, así que comer en una ocasión “formal” casi nunca resulta tan placentero como comer a tu propio “ritmo”.

Tengo la mala costumbre de comer demasiado rápido, pero como estaba en medio de tanta “elegancia”; ni modo. Tuve que controlar mi habitual ritmo para alimentarme y disminuirlo por lo menos en cinco veces. Me llevaba un bocado a la boca y esperaba un buuueeennn rato antes de ir por otro bocado para poder estar a la velocidad del resto de comensales.

No faltaba mucho para terminar mi plato, pero todavía no había terminado cuando en una de mis pausas entre bocado y bocado llegó la mesera y me lo retiró.Debió ser porque coloqué los cubiertos en alguna de esas extrañas posiciones de etiqueta que los meseros interpretan como “fin, ya me tragué todo lo que avanzo, ahí nomás”. Elé ahí está por no haber aprendido etiqueta, me quede sin saborear lo que había dejado para el último.

Se acabó la conferencia, durante la misma tomé un par de notas y al final le hice conocer al gerente del banco de parte de quien iba para que no piense que estaba de “colado”.

Y sobre el TLC: esa vaina va por que va. Tendremos ventajas si estamos preparados, pero como, para variar, estamos tan preparados como monja en su primera noche como prostituta; ahí si se nos vienen todos los contras del tratado y “palmamos” compañeritos.

Disfruté (aunque no en su totalidad) de un menú diferente a mis almuerzos cotidianos, mis ojos se deleitaron con la vista de aquella bella mujer, conocí algo más (algo, mejor dicho. Si no sabía nada) del TLC y comprobé que todavía entro en mi terno. Un día no tan malo después de todo.

Soundtrack: Lucky – Britney Spears (yo no estoy poniendo la música, ojo)
Cosas curiosas: yo pensaba que nadie en Tulcán leía estas barrabasadas y como siempre equivocado. Por lo menos alguien de estas frías tierras ha sabido venir por aquí: dejará aunque sea un comentario Arquitecto (ya sería hora de que saque una página web para la radio, ¿que dice? ahí lo acolito). Saludos.