Me

Documento sin título

Muchas cosas pueden pasarte en poco tiempo. Así mismo mismo muy pocas cosas puedes haber hecho en mucho tiempo. Últimamente me han pasado las dos situaciones: se ha presentado un montón de vainas que el tiempo ha pasado volando y no he hecho casi nada de lo que tenía pensado hacer.

Una gripe como la que no me había dado hace rato; un plato de cuy que igualmente hacía tiempo que no comía; bajar por la vía Alóag-Santo Domingo a las 7 de la noche, lloviendo y sin limpia parabrisas (casi 2 horas manejando solo por instrumentos -las luces traseras del lento camión de adelante-); una semana en la costa; una borrachera con cerveza en Quevedo; conversaciones teológicas y tecnológicas (en la misma borrachera); descubrir que hay gente que baila mucho más desacompasadamente que yo; darme cuenta de lo viejo que estoy al percatarme que mi hermano ya está por terminar la universidad; un re-encuentro con una supuesta sobrina de Lucio (si, el mismo: el mentiroso, incapaz e incoherente coronel golpista que tenemos como presidente); dejar de ver un episodio de 24 solo por irme a beber un lunes en la noche and at last but not at least: “la acosadora”. Esto y algunas cosas más he vivido, revivido y atravesado en este último par de semanas. Semanas vertiginosas, por decir lo menos (teniendo en cuenta que casi toda mi vida ha sido monótona, monocromática y monorítmica).

Sobre este último personaje me voy a referir. Ya no como lo tenía planeado cuando las cosas todavía estaban “frescas” y seguía envuelto por ese raro ambiente de la “novedad”. Ok, empecemos con esta historia que no hace más que confirmar que CeroCuatro.net debió llamarse QueridoDiario.com.

Fue uno de esos días en los que tuve que reemplazar a la secretaria y, obviamente, tenía que contestar las llamadas telefónicas:

– ¡RING RING!
– Compumundo Hypermegared, Phantom Delacroix vicepresidente junior para servirle, ¿en qué podemos servirle?
– Aló, ¿Phantom?
– Si, el mismo
– Hace algunos días estuve en tu oficina y te ví. Talvez tú no te fijaste en mí. Solo quería decirte que me gustaría ser tu amiga
– (Hey, hey, wait a minute, una “admiradora” llamándome… no, no, yo no soy de los que les pasa estas cosas, ¿a mí? ¿esto? jajajaja) -Con una risa de galán barato- ¿En serio? y ¿cómo así….

Al día siguiente la “admiradora” fue a la oficina -yo seguía de secretaria-. Conversamos, las típicas preguntas, malos chistes (de parte de ella), buenos chistes (de mi parte pero que ella no entendió). Sorprendentemente no estaba nervioso, no podía creer que mi elevada timidez me lo permitiera; tal vez fue porque era ella la que estaba nerviosa. Además el hecho de que ella me confiese que desde niños yo he sido su amor platónico también me dio cierta ventaja (ah, mi ego vive pocos momentos como esos).

– Bueno, me despido. Pero déjame darte un abrazo, Phantom.
– (Ok, es ahora o nunca. Arrecho nunca muere y si muere; muere por arrecho) Claro, con todo gusto

Me levanté del escritorio, me acerqué hacia ella, y mientras me abrazaba ¡ZAZ!: me la muché (le dí un beso en la boca). Segundos después ella se apartó y me dijo: “pero si solo quiero ser tu amiga”

Una semana después ya le estaba dando “clases de internet”: solo prendimos la computadora para poner música de fondo mientras ella estaba sentada, de frente, sobre mí.

Dos semanas después verifiqué su supuesta inexperiencia al mismo tiempo que por fin le daba uso a mi caja de preservativos.

Tres o cuatro semanas después comprobé que en realidad su inexperiencia era fingida y esta vez comprobaba, en cambio, sus buenos conocimientos en el arte del placer carnal.

Pero, aquí viene el pero, durante todo este tiempo he tenido que soportar sus extremadamente melosos y demasiado seguidos mensajes al celular; sus molestas llamadas telefónicas; sus insoportables visitas a mi trabajo; las desesperantes conversaciones entre palito y palito. Pero toda esa melosería, molestias, insoportabilidad y desesperación son causadas en mí porque simple y llanamente no siento nada por aquella “admiradora” que terminó siendo mi “acosadora”.

Al inicio me pareció una situación de lo mejor: tenía por fin a alguien a quién podía llamar si necesitaba “canchis, canchis”. Pero solo me sirve para eso, todo lo demás es extremadamente molesto para mí. No puedo conversar con ella; no quiero conversar con ella; me molesta tenerla cerca (con ropa); ni siquiera la llamo por su nombre (nunca lo he hecho); no me interesa conocer nada sobre su vida o su familia o sus intereses o su hija, nada sobre ella; solo la llamo para concertar una cita para nuestros famosos “masajes”; no me gusta que la gente me vea con ella; no me gusta para nada que no sea sexo, no me gusta, no me gusta…

Lo he pensado mucho y he decidido decirle que no va más. Y esto me preocupa porque nunca pensé que llegaría a rechazar la oportunidad de tener un “huequito fijo”.

¿Será madurez? ¿será estupidez? ¿será el sereno?

Soundtrack: No me arrepiento de este amor – Ataque 77
“Uno en la vida paga todo lo que ha hecho” es la frase que me han repetido algunas amigas que saben de mi situación. ¿Eso quiere decir que algún día una mujer me usará solo como su objeto sexual? ¡Bacán!

15 thoughts on “Documento sin título”

  1. madurez (en ella): es decir “si” a una propuesta sin tener cargos de conciencia ni pensar en “el qué dirán”

    madurez (en él): es decir “no” a una propuesta sin tener cargos de conciencia ni pensar en “el qué dirán”

    no soy sexólogo, pero es inevitable llegar a dónde llegaste cuando sólo hay sexo de por medio, te termina hastiando…

    por eso, estimado delacroix, usted se echa su primer palito y si noy na’ de na’ hasta allí llegó la cosa, de lo contario esa misma cosa es cuando se pone interesante

  2. Ojala q ella no tenga la direccion url de este blog, ja ja ja
    Si la dejas, a la semana q tengas ganas te vas a arrepentir, seria bueno q le expliques que muchas llamadas i mensajes te interrumpen con tu trabajo, segundo, q no buscas amarrarte por ahora, pero si alguien con quien revolcarte 😀
    Aunq quien soy yo para aconsejarte seguir? acabo de cortar con mis dos i creo q me espera una larga temporada de soledad.

  3. b612, tienes toda la razón: después del primer palito debí terminar con la vaina.

    Manaba, justamente para evitarme malos entendidos le expliqué bien cual sería nuestra situación: nada de relación “seria” o “formal”, ni siquiera “amigovios”, solamente sexo. “¿O sea que solo me buscas para pasar bien el rato?” me preguntó. “Si”, le dije. Eso fue entre palito y palito.

    Ara, ya me acostumbré a lo de “gordito”, y viniendo de tí me encanta. Saludos a mi compadre.

    Guillermo, lamentablemente creo que así será 🙁

  4. chuta que joda… hay que ver bien con quien se acuesta uno primerito de una preguntar … oe tu no tienes blog? jajajajajajajaja
    bueno amigo espero que la acosadora no te siga hasta tan lejos.

  5. Por cierto y ya leyendo con mas calma… no se amigo me suena a que tu entraste en el juego.

    No se, cuando la gente entendera que eso de “solo sexo” es un pajaso. Ojala fuera asi de lindo el mundo pero tu conoces a la gente y si te dice que has sido su amor platonico… que esperas?

  6. “No ando tras tuyo”, “no quiero nada de novios en este momento” Así me dice la susodicha, entonces ¿qué más puedo ententer?, Edipa. Aunque es cierto que si no paro esta vaina pronto puede resultar “peligroso”, por decirlo de una manera.

    Eso mismo digo yo, Palas. Somos grandes, pero si yo soy inmaduro la chica en cuestión lo es 10 veces más. Eso es lo que me preocupa.

  7. La verdad creo qeu hace rato debias haber dejado de lado esa relacion, pero miralo por el lado bueno, tu estas soltero y te das cuenta que lo unico que te une a ella es solo sexo, tristemente hay parejas de casados que tras 10 años de matrimonio y tres hijos encima, se dan cuenta de eso, asi que te salio barato, triste pero barato.

    Ahora aprende de esto y mejor no te vuuelvas a mezclar con la pelada y laproxiam ves, piensa antes de acostarte, recuerda que el cerebro lo tenemos en la cabeza que esta sobre nuestros hombros.

  8. Creo que debí leer esta entrada del blog, antes de escribir el mensaje del cinco de Abril.

    Para mi no es muy extraño que te haya pasado eso. de pronto no te ha pasado muchas veces, pero ya ves que siempre hay una primera vez (nunca me hábía dado cuenta de lo aterrador que puede llegar a ser ese refrán).

    En fin. Es extraño saber que a los hombres les incomoda, en cierto sentido, esto del sexo fácil. Tengo un amigo que siempre lo practica y nunca ha tenido cargo de conciencia y tal vez porque él es mi única referencia al respecto, pienso que todos los hombres piensan así.
    Pero mira que sorpresa me he llevado al saber, que tú, Phantom Delacroix no te encuentras en ese grupo.

    Una sugerencia: Mira Alfie.

    Abrazos.
    Carolina.

    p.d. Escríbeme al e-mail, si tienes tiempo.

  9. Que tal no! palo porq bogas palo porq no bogas!
    quien los entiende?

    En fin, parece q la chica ya se ha alejado de ti, que la experiencia te acompañe con la proxima admiradora.

  10. Este post merece ser comentado, mira que leo algunos y son reinteresantes, pero esperaba uno asi para que fluya la inspiración…..
    Phantom Sexo querias? alli esta, acuerdate: para la próxima pidelo sin aditivos

    No me incluyo en quienes creen que luego la vas a pagar, porque se que no le ofreciste nada. Mal por ella que se puso a soñar donde ni siquiera debia dormirse.

    Tu lo sabes: Todo en la vida tiene un precio, además, pensabas que el regalito te cayó gratis??????

    Aguante como macho hasta que se le pase la calentura a ella y se encuentre a otro a quien “amar platonicamente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.