El bandolín

El bandolín

No se trata de una “bandola”, instrumento más grande y con menos cuerdas; se trata de un instrumento pequeñito (no tanto como el charango), de quince cuerdas: tres primas, tres segundas, tres terceras, tres cuartas y tres quintas. El clavijero es de madera, puesto que para ese tiempo en el que mi padre lo afinaba, aún no había ni las cuerdas de nylon, ni el clavijero “extranjero”.

No sé por qué, pero tengo la sensación de que quien interpreta un instrumento de cuerdas, deja escapar por sus dedos, todo ese universo de sentimientos que anidan en su alma, logrando que su entorno se llene de notas y de ritmos.

El bandolín que reposa en la pared norte de “El Trilladero”, perteneció a mi padre. Cuántas serenatas habrá llevado mi viejo en sus noches de parranda o de bohemia, acompañado por la guitarra del “Chupador” o de don “Arcecio”, bajo una inmensa luna llena, o bajo la caricia de un viento helado, propio de la región norteña; circunstancia que exigía el conjuro de un sorbo de “chancuco”, camuflado en el bolsillo de atrás.

Cómo olvidar el rasgado rapidísimo -trémolo, dicen los entendidos-, que inundaba el ambiente con ritmos de albazos, pasillos, pasacalles, valses….. Quizá por ello he aprendido a amar a mi Patria y a su música.

Mi padre adoptaba una “pose” simpática al interpretar su bandolín: de rato en rato, acompasadamente, movía su cabeza y sus brazos. “Lamparillas”, “Dolencias”, “Solito”, eran de los tantos temas que mi padre interpretaba. Cada vez que miro al bandolín en su puesto inamovible, sé que de sus cuerdas ya no saldrán aquellos ritmos que animaron mi niñez y qe hacía admirar la “maestría” de mi padre.

Un “gajo” de mi vida, yace estático en el bandolín de mi viejo.

Licenciado DelacroixUn post del Licenciado Delacroix

8 diciembre, 2004

7 responses to El bandolín

  1. aldodager said:

    interesante…

    mira tu.. me he comprado una melodica y aun no he hecho un post al respecto… y creo q va a ser VIDEO-POST y para estos dias… jeje… gracias x la inspiracion!

    el mandolin (o mandolina) es un instrumento muy bacan.. pero pensar en q tienes q afinarlo creo q ha de ser un dolor de cabeza

  2. Guillermo said:

    Insisto Phantom: Te van a banquear. Ja!

    Es interesante lo que menciona el licenciado. Yo también he pensado que sacarle melodía a una guitarra -y la buena música en general- es como expresar un montón de cosas sin palabras…

  3. b612 said:

    “…quien interpreta un instrumento de cuerdas, deja escapar por sus dedos, todo ese universo de sentimientos que anidan en su alma, logrando que su entorno se llene de notas y de ritmos.”

    eso me gustó, me sonó a otro post de otra bitácora muy buena que no encuentro el link ahora mismo, ya lo veré luego

  4. El Manaba said:

    Buen `post, me recuerdan esas noches de bohemia acompañados de una guitarra i algunas botellas ;)

  5. Dieguillo said:

    Alguna vez deje fluir mis sentimientos por mis dedos. Inovidables tiempos. Ahora realmente hecho de menos aquella forma de expresion, que limpiaba mi alma.
    Felicitaciones Licen.
    De tal palo tal astilla phantom.
    Disfruto leerlos.

  6. ronald mendez said:

    erewrdzgfdxfgfc

  7. marco said:

    No lo deje colgado y hágalo vivir tocando!
    Un abrazo desde México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>