Ecuablogs vs. BlogsEcuador; así lo ví yo.

Lo que se suponía iba a ser un esfuerzo para consolidar y darle mayor presencia al mundo bloguero ecuatoriano terminó siendo todo lo contrario. Después del “escándalo” generado por la fugaz presencia de blogsecuador.com creo que la mayoría pensamos: “típico relajo ecuatoriano”.

Según recuerdo hace más de un año Necatpace registró el dominio ecuablogs.com e incluso él mismo se encargó de hospedarlo y estuvo on line por poco tiempo (ni siquiera tenía diseño propio, usaba un template predeterminado de Movable Type). Por un poco tiempo más, Blue (que se halla de vacaciones del mundo blogger, -ya pues regresa-) mantuvo el frontpage en donde se tenía un listado previo de los blogs made in Ecuador. Luego ecuablogs.com se cerró y pasó así por mucho rato hasta que revivió con una página que invitaba a los blogueros ecuatorianos a suscribirnos a la lista de correo para el desarrollo de la comunidad, ahora el “encargado” era Eduardo Arcos.

Aparentemente todo iba bien, un fin de semana nos llega, a todos los que habíamos decidido apoyar de alguna manera, un email de Eduarco Arcos diciendo que lunes o martes blogsecuador.com saldrá “al aire”, era secreto, más bien una sorpresa. Bacán, pensé.

Llegó el día y blogsecuador.com hace su aparición pública, lo primero que hice fue registrar mi weblog ahí. Horas más tarde era imposible ingresar a blogsecuador.com. Al día siguiente me enteré de lo sucedido.

Necatpace había decidido que ecuablogs.com debía ser manejado por sus “creadores” y gestores “originales” y que no debía ser redireccionado hacia blogsecuador.com. Eduardo Arcos le “devuelve” el dominio, redirecciona blogsecuador.com hacia ecuablogs.com y todo el trabajo que esa mañana había visto la luz bajo el nombre de blogsecuador.com sale del “aire”.

Algunos dicen que Eduardo Arcos debió seguir con blogsecuador.com y no cerrarlo por “miedo a la competencia”. No creo que fue por eso, me parece que tiene razón al decir que el universo bloguero ecuatoriano es muy reducido como para tener dos comunidades de ese tipo. Otros opinan que Eduardo Arcos se autoproclamó “jefe” y quería seguir así, que ya está acostumbrado a eso…. probablemente así sea, es una buena posibilidad. Aunque me parece que Necatpace también se autodesignó “jefe”.

Creo que lo que faltó aquí es anticipación y comunicación, mejor dicho: una comunicación con anticipación. Necatpace ya sabía que Eduardo Arcos estaba desarrollando ecuablogs.com (más tarde apareció el nombre de blogsecuador.com). Si Necatpace quería hacerlo por su cuenta, con los “originales” que iniciaron ecuablogs.com debió manifestarlo desde un inicio para evitar que el trabajo hasta ese momento hecho resulte ser en vano.

Otra solución hubiera sido que Necatpace participe activa y mayormente en el proyecto que ya desarrollaba Eduardo Arcos para aprovechar el trabajo que ya estaba hecho.

Pero no señores, no pasó nada de eso. No cabe duda que el lado malo del ecuatoriano común siempre nos gana y hace su aparición. A última hora cuando ya todo estaba listo, es más, cuando ya todo estaba funcionando y a los ojos del público al señor Necatpace se le ocurre pedir que le devuelvan el dominio para seguir él con el proyecto de ecuablogs.com.

Gracias a Dios junto a Necatpace también están WR276, Aldo y Blue porque caso contrario de seguro que ecuablogs.com terminaría siendo un despelote completo.

Mucha suerte con el nuevo proyecto de ecuablogs.com, esperemos que no tarde mucho y estoy seguro que si sale bien será gracias a los últimos tres blogueros mencionados.

¿Cuántas generaciones deberán pasar para que el lado bueno del ecuatoriano le gane al lado malo?

El Ecuador ha sido es y será un país……. ¿a medias?

Soundtrack: Tu Calorro – Estopa
Pensé en ya no colocar este post, pero a falta de imaginación y la tardanza de ecuablogs.com ya no quedó más opción.

Se acabó la bulla


Click en la imagen para verla completa

Por fin pasó el día de elecciones; ya no más propaganda política de mal gusto por televisión, se acabaron los insultos a través de las radios y periódicos, nuevamente la ciudad vuelve a la tranquilidad sin esa molesta bulla de los parlantes a todo volumen con jingles cansones y desesperantes.

Nunca he tenido la desgracia de ser seleccionado para formar parte de una mesa electoral así que todos los domingos de elecciones siempre han sido iguales: dormir/televisión/comer/votar(encontrarse con muchos panas que no viven en 04)/televisión/comer/dormir. Todos han sido iguales, menos éste. Me tocó estar en mesa, pero no en una junta receptora del voto sino en la mesa de control de la cadena radial-televisiva que cubrió el proceso electoral en toda la provincia; en términos técnicos creo que estuve de VTR.

Sin duda me estoy volviendo más viejo y aburrido porque aguanté las 15 horas de transmisión ininterrumpida viendo y escuchando (realmente prestando atención y escuchando) toda la información, datos y entrevistas que eran sacadas al aire. Fue una experiencia interesante; nunca había pasado tanto tiempo en los estudios de una radio, a los años que me ponía frente a una mezcladora de video y primera vez que lo hacía en un evento en vivo.

Un poco antes del mediodía un man entra a la cabina y se sienta al lado mío:

– ¿Esa es “nuestra” señal? (indicando a uno de los monitores)
– Si, esa es la señal que está viendo la gente (¿nuestra? ¿será que este man trabaja aquí?)

Sigue conversando, comentando sobre los candidatos más opcionados, preguntándome sobre mi laptop Satine y la función que cumple ahí en la consola hasta que entra uno de los reporteros y lo saluda:

– Widinson, buenos días, ¿qué tal le parece la transmisión?

Caramba, estaba junto al “famoso” Widinson, el conocido (en ciertos estratos, populares sobretodo) cantante de tecnocumbia y dueño de la radio que hacía de matriz para la transmisión.

Más tarde empezaron a llegar algunos invitados para ser entrevistados y dar su opinión sobre el proceso electoral y la situación política en la provincia. Fue interesante escuchar (tras micrófonos) mucha información “clasificada” sobre ciertos candidatos. Fue refrescante saber que mucha gente “pensante” tenía la misma imagen que yo tengo de algunos políticos de 04. Al parecer hay un gran descontento y rechazo para cierto grupo (más bien par de personas que lo controlan todo) político. No voy a usar los nombres verdaderos así que a Edwin Vaca lo mencionaré como “Mijo”, a Edgar Moscoso como “Chucky”, a Luis Felipe Vizcaíno como “El Pelado”, a Iván Rodríguez como “Caifás” y a Hugo Ruiz como “El Lobo”

De lo mucho que escuché ese día pude concluir fácilmente que el pensamiento generalizado era: ojalá que se reelija al alcalde y al prefecto para darles en la muela al Mijo, al Chucky y a Caifás para que se den cuenta de que solo fueron unos títeres de El Pelado y El Lobo y que estos dos tipos ya no tienen la influencia que creen tener en 04. Y así fue, sin mayor sorpresa la Izquierda Democrática (la de los que ganaron, no la del Lobo) se consolidó en 04; el alcalde y el prefecto fueron reelectos. Aparentemente les “dieron en la muela” al Pelado y al Lobo aunque ese mismo día ya empezaron a correr los rumores de que como “premio consuelo” Chucky y Mijo van a ser favorecidos con algunos consulados o algo parecido gracias al lamebotismo y gran influencia que tiene el Pelado con nuestro querido presi.

Cada vez más creo que una buena opción a ser mafioso sería ser político. Pero definitivamente los mafiosos tienen más “caché”.

Soundtrack: She will be loved – Maroon 5
Mi papá tuvo que estar en mesa, llegó antes de las 7 de la mañana a la mesa que le tocaba y se da cuenta que solo hay mujeres (ñaca, ñaca, no será tan aburrido, seguramente pensó) y todo cancherísimo las saluda: “Señoritas buenos días, llegó el presidente de su mesa”, “jaja, está confunido señor esta es la mesa para mujeres, la de hombres queda por allá”. Moraleja: si tienen que estar en mesa deben ir a la capacitación.

Recordando al Mariscal

En mis años escolares no tenía una percepción muy clara del valor del dinero, casi todos mis compañeros visitaban diariamente el bar para comprar alguna golosina con el dinero que sus padres les daban para el “lunch”, en cambio en mi familia ninguno de los hermanos nunca recibimos dinero a diario para llevarlo a la escuela, me parece una buena práctica porque hasta hoy sigo acostumbrado a andar sin plata en los bolsillos.

No le hice mucho caso al sucre, talvez porque era muy niño y no me interesaba el tener o no tener dinero o porque estaba acostumbrado a nunca manejar plata. No sabía cuanto costaba un periódico, una funda de leche, un pan, posiblemente solo sabía el precio de una pasta o un “aplanchado” en el bar escolar, el sobre de cromos del álbum de moda y nada más. Cuando en el patio de la escuela me encontré un billete de 20 sucres me di cuenta que era harta plata porque me alcanzaba para comprar un montón de “aplanchados”.

Luego, en el paseo de fin de año de sexto grado, 5000 sucres también eran bastante plata y eso fue lo que me dio una tía para gastármelos. Después, en los primeros años de colegio y después de fabricar algunos tableros para dibujo y venderlos a mis compañeros logré reunir los 30000 sucres que costaba un Atari (en realidad una copia china y barata de dicha consola, cabe indicar que esos ya eran años de Nintendo y no de Atari) y que para mí también era una buena suma de dinero.

Un salto hasta mis inicios en la universidad: una pizza mediana en Pizza Hut costaba 22000 sucres y aprovechando los martes de 2×1 podíamos, junto con mi primo, disfrutar cada uno de su pizza mediana por solo 11 monedas de mil sucres. Ahora ya le paraba más zona al sucre, ya sabía el precio de una funda de leche, el periódico, un esfero (bolígrafo, pluma en otros lados), un cuaderno, un pan, la libra de azúcar, lo que pagaban mis papás por arriendo de mi cuarto, la energía eléctrica, el teléfono, el pasaje desde Quito hasta 04, la botella de Trópico (feo trago), la de Norteño (el trago de nuestra tierra), la salchipapa donde las “chancrosas”, el alquiler de una película en VHS, la entrada al cine, etc.

Empezamos el nuevo milenio y el señor Mahuad nos trajo la dolarización: adiós al sucre, al carajo nuestra moneda, bienvenido Mr. Dollar.

Yo se de economía lo que don Lucio sabe de manejar un país, es decir: un pepino. Es por eso que no entiendo por qué no se pudo hacer lo mismo pero sin abandonar a nuestra moneda, qué había que hacer para decir: “este es el nuevo sucre y vale lo mismo que un dólar y así se mantendrá ¡carajo!”

Hasta don Marino, jubilado de la marina mercante española, extraña los tiempos del sucre. Ahora con el país dolarizado ya no puede darse el lujo de pagar para cerrar un cabaret y encerrarse ahí con todas las putitas y una caja de whisky.

Casi no teníamos identidad como ecuatorianos pero por lo menos teníamos algo nuestro: el sucre, hoy ya ni eso tenemos y en un par de generaciones Ecuador solo será un estado más de la Unión.

Hasta siempre Mariscal.

Soundtrack: Una de Gloria Estefan (ya no debería escribir en la oficina).
¿Si no puedes contra ellos, úneteles?

Primero pienso, luego hablo

La secretaria, de frente al librero, ordenando algunas carpetas escucha el comentario de la señora que semanalmente y en vano llega a ofrecer el dulce y los bizcochos de Cayambe y que precisamente ese momento ingresa en la oficina:

– “Niña, de espaldas se la ve bien bonita y más joven”.

“Qué hijue, la cagó” digo para mí, mientras la pobre secretaria saluda a la vendedora y vuelve a su silla tratando de ocultar el asombro/enojo/risa causado por la “inocente” frase.

Esto me hizo recordar que debo estar más pendiente de lo que voy a decir porque muchas veces he realizado comentarios de ese tipo cuando mi afán era halagar o hacer un cumplido pero por atufado termino causando todo lo contrario. Si fuera de los que hablan bastante no habría problema, este tipo de situaciones serían un porcentaje muy pequeño, pero como soy de los que casi no hablan resulta bastante peligrososo/vergonzoso que lo poco que hable sean comentarios de ese tipo.

Pero aunque esté conciente de las consecuencias de hablar sin pensar no puedo controlar del todo esa situación y, como por naturaleza soy medio bruto y atolondrado, generalmente termino en medio de situaciones incómodas por decir algo que se entiende totalmente diferente a lo que quería decir.

Talvez aprender a pensar antes de hablar es una de las razones por las que tengo el blog. Aunque revisando el histórico de posts me doy cuenta que no está funcionando.

Soundtrack: Una salsa, no sé cual.
Hablando de revisar el archivo de posts: creo que debí llamarle a este blog “QueridoDiario” o algo así.