No es que me caigan mal los gorilas y los chapulines…..


Click en la imagen para verla completa
(fotografía prestada del archivo fotográfico de Arcades Ambo)

Los miembros de la Policía Nacional y de las fuerzas armadas no son precisamente las personas que más quiero, admiro o respeto. No me caen mal como un todo sino por algunos detalles y comportamientos “especiales” que generalmente los miembros de esas “distinguidas” profesiones presentan. Pero no vayan a creer que empecé a tener esta cierta aversión hacia la gente que tiene esa profesión con pretexto de la llegada del señor ingeniero, coronel, golpista, mentiroso, incapaz e incoherente Lucio Gutiérrez al poder, aunque eso ha sido una buena razón, tengo que recalcar que este sentimiento lo he tenido desde hace tiempo a pesar de que en alguna época de mi infancia, después de ver un desfile militar de un batallón colombiano en Ipiales, soñé con vestir el verde camuflaje para defender a mi país (pero más que todo para poder usar armas y verme “cool” con el uniforme y toda la parafernalia que se ponen encima) y además, como todo típico ecuatoriano, tengo algunos parientes y amigos que fueron o son parte de alguna rama de las fuerzas armadas y policiales.

No voy a referirme a todos esos detalles que hacen que los militares y policías no sean santos de mi devoción, solo quiero quejarme de uno de ellos, talvez uno de los más triviales: su forma de hablar.

Me desespera, me enerva, me da un no se qué cuando hablan, peor aún cuando dan discursos (sin tener en cuenta que ni siquiera suelen leer bien los discursos que les han dado haciendo). Me da la impresión que según ellos hablan de una forma imponente, fuerte, como para transmitir su supuesta autoridad, pero no; hablan como….? como….? ¿con qué los puedo comparar si ni siquiera se me ocurre una forma de describir su manera de hablar?.

Debí evitarme todo este bla, bla, bla y simplemente decir: “ODIO LA MANERA EN QUE HABLAN LOS MILICOS Y LOS CHAPAS”.

(hace 15 minutos) Mis papás cuajándose de la risa escuchando la canción del mamut.
Mi hermana al saber que un amigo de mi hermano ingresó a la Policía: “ohhh, o sea que la cabeza no le dio para ir a la universidad”

Requisitos para ser cristiano


Click en la imagen para verla completa

Por casualidad llegaron a mí algunas hojas del cuaderno de borrador de una estudiante de sexto curso de un colegio católico, el mismo en el que yo estudié desde el jardín de infantes hasta terminar el bachillerato. El texto de las hojas trataba sobre Religión, materia obligada en un colegio de hermanos cristianos. Luego de una breve descripción sobre la forma en que está organizada la Biblia; viejo y nuevo testamentos, el número de libros que contiene, etc, me topé con una frase que captó de inmediato mi atención:

“Un verdadero cristiano debe cumplir tres requisitos: ir a misa todos los domingos, leer la Biblia y colaborar con la iglesia y sus necesidades”.

Estas líneas me hicieron pensar y me di cuenta de lo ciego que estaba. Por fin me di cuenta que todas aquellas personas que se creían cristianas por tratar de seguir el ejemplo de Cristo, por preocuparse no solo por ellas mismas sino por la gente que los rodea, por no hacer daño ni estorbo a nadie, por tratar de ser mejores que el día anterior, todas esas personas han vivido equivocadas.

No hay que sacrificarse sin razón, alcanzar el paraíso es muy sencillo, simplemente para que la iglesia te considere como un auténtico cristiano debes cumplir lo siguiente:

– Ir a dormir a una iglesia todos los domingos mientras el padre da la misa.
– Dormirse también mientras intentas leer la Biblia.
– Caerse con algunos billetitos para la parroquia (puedes aprovechar los domingos que vas a misa para hacer esto).

Soundtrack: La Bruja – Imagine – John Lennon
¿Quieren que su hijo sea cualquier cosa, menos católico?… métanlo en un colegio católico.

Andinasucks


Click en la imagen para verla completa

Si para algo sirve Andinatel es para hacer virar el hígado a quienes, desafortunadamente, tenemos que hacer uso de sus servicios. Y no es que esté cabreado por las llamadas que hago al 1800 100 100 en busca de alguna solución cuando tengo un problema con mi conexión de Andinanet (la misma pendejada que Andinatel, la diferencia: un logo con más colores) y termino más desinformado que antes y con el problema todavía sin resolver; tampoco estoy emputado por los 4 días que me dejaron sin conexión y sin saber cuál carajos era el problema porque durante esos días simplemente no respondieron a las llamadas hechas al 1800 del servicio al cliente.

No, no estoy con ganas de mandarlos a la casa de la gabardina solo por eso, total la culpa también es mía por estar confiado en ellos y no tener una cuenta de internet de back up con algún otro proveedor (aunque la llamada me cueste el doble porque Andinasucks son los únicos que permiten conexión al internet con llamada local aquí en Tulcán). Lo que terminó de calentarme fue la noticia (que más bien me llegó como chisme, contado a mi mamá por una amiga de ella) que escuché sobre un buen amigo mío y su relación con Andinasucks.

Resulta que (parece el típico inicio de un cacho contado por un serrano) tengo un amigo, buen amigo, compañero desde tiempos de colegio y que también sobrevivió la universidad conmigo. Hace no mucho obtuvo su título de Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, como dato adicional: es casado y tiene un hijo. Ya con un buen título de una buena universidad en sus manos salió lleno de esperanzas hacia el mercado laboral ecuatoriano para encontrarse con la dura pero cotidiana realidad y tuvo que andar un buen tiempo peloteado, sin camello. Gracias a unas maniobras políticas y moviendo todas las “palancas” posibles su padre consiguió que le dieran un trabajo en la “gloriosa” empresa estatal de telecomunicaciones: Andinasucks (aunque lo tuvieron hueveando largo rato: véngase la próxima semana, que para el siguiente mes le sale el nombramiento, que el funcionario que tiene que firmar no está, que todavía no se reúne el directorio, etc, etc).

Por fin ingresó a la empresa y lo enviaron a trabajar a 04. La cabeza máxima de Andinasucks en 04 no tiene idea de dónde está parado, es un pobre borracho que no sabe ni un carajo sobre administrar una empresa y peor aún no tiene ni p**a idea de telecomunicaciones; simplemente se deja manejar por los verdaderos “dueños” de Andinasucks 04: uno de los jefes del área técnica, dinosaurio empleado de la empresa que ni siquiera ha cumplido su bachillerato pero ya está ganando 1400 USD quincenales y otro “técnico” (que hasta no hace mucho era chofer de la empresa) que también gana sobre las 1000 balas quincenalmente.

Los señores “dueños” de Andinasucks 04 han optado por seguir su perfil normal de comportamiento y han empezado a tratar de hacerle la vida imposible al empleado nuevo porque obviamente representa una futura posible amenaza a la estabilidad (y comodidad) de sus puestos (“no pues pana, si ese man se pone las pilas nos serrucha el puesto, no estás viendo que aunque es guambrito el man ya es ingeniero”). Una de las primeras “geniales” ideas que se les ha ocurrido para lograr su objetivo ha sido decidir que la cuota que debe pagar el “nuevo” para ir al pinche paseo de la empresa es de 100 USD, cuando mi pana apenas gana 280 USD mensuales y ni siquiera lleva un mes trabajando.

Esta bien que hay que empezar desde abajo, difícilmente con la situación actual se puede aspirar a que tu primer empleo sea excelentemente bien remunerado (a menos que seas de apellido Gutiérrez o Borbúa) y en el que te den el lugar que te mereces de acuerdo a tu preparación y profesión, pero lo que no me parece para nada justo es la competencia desleal, ponerle una cáscara de plátano a quien represente una amenaza en potencia para mi puesto aunque él esté haciendo muy bien su trabajo y demuestre que es capaz de mucho más. ¿Qué culpa tiene él de tener una mejor preparación, más ganas, más talento y más predisposición para hacer un trabajo bien hecho?.

Soundtrack: Los segunderos de los relojes de la sala.
Tengo que cargar inmediatamente mp3 a esta computadora o traer la grabadora a este estudio.

La generación del copy & paste

En mis años de colegio el internet todavía se veía inalcanzable, la computadora me servía para hacer mis burradas en BASIC y para transcribir e imprimir alguna consulta, deber o trabajo. Al empezar la universidad empecé a adentrarme poco a poco en ese misterioso y todavía no muy difundido mundo del internet, luego ya pasó a ser una de las herramientas fundamentales al momento de preparar algún informe o consulta.

Y aunque al momento de preparar el trabajo para mandarlo a la impresora casi todo era un copy & paste no podía entregarlo sin haberlo revisado o leido ya que el trabajo escrito conformaba solo una parte de la calificación total, lo que en definitiva terminaba siendo una labor de read-select-copy-paste-read.

Hoy en día, por lo que he podido ver sobretodo en los colegios de Tulcán (practicamente fiscales todos ellos) casi todos los deberes enviados a los estudiantes solo son un simple copiar y pegar que en muchos casos nisiquiera los mismos alumnos lo realizan sino que pagan a alguien más, en un centro de cómputo o cybercafé, para que se lo hagan. Como resultado: se conectan por 15 minutos al internet o pagan su equivalente en un cyber, buscan lo primero que encuentran relacionado al tema de su consulta (generalmente solo revisan el título) lo copian, lo pegan en Word, colocan su nombre, lo imprimen y ¡voila!: han hecho el deber sin siquiera haber leído más de tres líneas o a lo mucho un párrafo sobre el tema consultado.

Al otro día el profesor les recoge el deber y, obviamente, no va a ponerse a leer todos los trabajos entregados (quesssfff con la miseria que me pagan y todavía quieren que trabaje, seguramente dicen), tomarles una pequeña prueba sobre el trabajo entregado o pedirles un resumen del mismo tampoco lo hacen.

Y así el profesor ha cumplido con su labor enviándole la consulta al estudiante, este último también ha cumplido entregando el trabajo enviado pero al final de cuentas no ha aprendido nada, lo único que ha obtenido es un archivo más de Word que posiblemente solo será utilizado nuevamente cuando le preste el deber a alguien más que esta vez también hará un copy & paste pero ya no del texto sino desde un disquette a su disco y posiblemente nisiquiera vea el título del trabajo porque lo único que hará es cambiar la carátula.

Luego de algunos meses y algunas “consultas” en internet tendremos un nuevo bachiller de la patria, generalmente un flamante semianalfabeto en espera de ir a la universidad en Quito para dedicarse a beber a lo bestia.

Soundtrack: El sonidito de la lámpara fluorescente
Creo que todo es por envidia. ¿Por qué no había internet cuando yo estaba en el colegio?

Manteniendo el desorden


Click en la imagen para verla completa

Cuando empecé a instalar el par de computadoras que utilizaría en mi lugar de trabajo estaba consciente de la gran cantidad de cables que sería empleada para conectar la red, mouses, teclados, parlantes, audífonos, entradas y salidas de audio y video, cámara fotográfica, scanner, etc. Es así que hice lo posible por hacer todas las conexiones de una forma ordenada e incluso estéticamente agradable.

Casi lo conseguí, aunque no quedo tan “bonito” por lo menos todo terminó conectado ordenadamente de manera que las futuras conexiones y desconexiones se verían facilitadas. Pero eso solo fue al inicio, con el pasar del tiempo y conforme requería conectar y desconectar algún dispositivo o revisar alguna computadora el orden inicialmente establecido se fue degenerando hasta terminar en una bola de cables que difícilmente permite diferenciar un cable de otro. Pero a pesar del desorden en las conexiones todo sigue funcionando bien con la diferencia de que si algo sucede la revisión de conexiones sería más fácil en el caso de que todo estuviera ordenado.

Lo mismo sucede con los elementos que se tiene sobre el escritorio, en el dormitorio, en la casa, en la cabeza, en el corazón. ¿Vale la pena ordenarlos de vez en cuando si se sabe que más temprano que tarde estarán nuevamente totalmente desordenados y que a pesar del desorden las cosas siguen funcionando?.

Soundtrack: Mtv – My inmortal – Evanescence
¿Por qué tuvo que terminarse Seinfeld?

E-Love


Click en la imagen para verla completa

Sin lugar a dudas lo mío fue amor a primera vista. Es cierto que ya había visto a muchas otras antes pero cuando te vi enseguida supe que tú serías la elegida.

No pasó mucho tiempo desde que te vi por primera vez hasta que te tuve conmigo, todo fue bastante rápido. Antes de lo pensado ya estábamos juntos, esa primera noche -por falta de tiempo- apenas nos vimos brevemente pero la noche siguiente -ya con más calma y tranquilidad- fue solo para nosotros.

Estabas cubierta completamente de cuero negro, ceñido a tu figura, el fuerte olor a prenda nueva de cuero se mezclaba deliciosamente con tu aroma. No perdí tiempo y te coloqué sobre mi cama, rápidamente localicé todos los cierres metálicos y los abrí para despojarte de tu oscura cubierta para por fin disfrutar del placer de verte, de tocarte, de sentirte mía.

Estaba ansioso, pero traté de controlarme y suavemente posé mis manos sobre ti. Empecé a tocarte, a acariciarte lentamente al inicio y con más seguridad y confianza después. Empecé con inseguridad, tratando de entrar en confianza, de no hacer nada que pueda causarte algún daño pero al poco tiempo era yo quien tenía el control. Para entonces el olor a cuero pasó a segundo plano y ahora era tu aroma el que envolvía la habitación.

Y así empezamos, todavía es muy poco el tiempo que te tengo pero estoy seguro que terminaré conociéndote por completo, todos tus caprichos, tus gustos, tus necesidades, todo, todo. Y también se que terminarás conociéndome y estarás dispuesta a hacer todo lo que te pida o necesite.

Es por eso que no me importa gritarle al mundo lo que siento por ti: ¡te quiero mi adorada Toshiba Satellite M30!

Soundtrack: La Cita – Jeremías (¿quién carajos es Jeremías?)
Con pretexto del soundtrack: Hace mucho que no escuchaba la radio y es la primera vez que escucho esa canción y resulta que ha sido la más pedida en La Bruja ¿?.

Ahora si

Cuando dije que una de las soluciones para poder dedicarle más tiempo al weblog era tener una laptop nunca pensé que esa solución se me presentaría en el futuro inmediato; pero así fue. Como los que compran el Pozo me atreví a soñar y más temprano que tarde aquello que venía mentalizando desde hace rato se convirtió en una tangible realidad, y en mucho menos de lo imaginado la portátil ya estaba en mis manos.

Ahora si con computadora e internet en la comodidad de mi casa seguir manteniendo esta vaina será mucho menos complicado que antes.

Se que no son muchos, pero a aquellos que han seguido visitando CeroCuatro gracias por hacerlo. Retomo el weblog, le he puesto nueva ropa pero como sabemos que “aunque la mona se vista de seda, mona queda” en esencia CeroCuatro sigue siendo lo mismo: el hobbie que me permite tener un lugar en el ciberespacio para expresar lo que me de la gana tratando de que no me importe si a alguien no le interesa o no le gusta (llegará el día en que no me importe, por ahora trato).

Bienvenidos nuevamente, el kiosko otra vez está abierto.

Soundtrack: Hey ya – Outkast
Quisiera ser Paul Buchman para encontrar a mi Jamie Stemple