Uncategorized

Carnestolendas

Se dice que en épocas lejanas los pueblos “paganos” destinaban un día para celebrar cierta fiesta, en la que se daban excesos de todo tipo, llegando inclusive a la orgía. En aquella fiesta, hasta era permitido “tocar las carnes”: de ahí lo de carnestolendas y, más tarde “carnaval”.

Dicen que actualmente, en algunos países, como Colombia y Brasil, los carnavales, gracias a la influencia turística, sirven para equilibrar el presupuesto de aquellas naciones. Dicen también los entendidos, que estamos en la antesala de la tercera y última guerra mundial; y, que esta guerra, será disputándose el agua, el “líquido vital”, porque al paso que vamos, sobrará el petróleo, pero faltará el agua.

Todo esto a propósito que en algunos lugares del Ecuador, cuando aún falta un mes para el “martes de carnaval”, la “juventud rebelde y estudiosa”, desperdicia el agua; agrede a todo el mundo, en especial a las señoritas; daña hidrantes, rompe tuberías; “asalta” a los colegios femeninos, hasta conseguir la suspensión de clases, el cierre de los locales comerciales y la ausencia total de los turistas.

¿Qué pasa con la conscientización a niños y jóvenes, qué pasa con la actitud de padres de familia, autoridades y, más todavía, de los educadores…?. ¿Podremos salir de esta subcultura?. ¿Algún día dejaremos atrás la cultura de la mediocridad?… Cuando la abundancia del agua sea un nostálgico recuerdo, únicamente tendremos que decir: “antes, hasta carnaval se jugaba con agua”.

El Papá de Phantom.

10 thoughts on “Carnestolendas”

  1. Hey, me gustaba jugar el carnaval con agua, hasta la epoca de la U, en la sierra lo juegan con mucha mas anticipacion q en la costa, recuerdo q en mi facultad a cualquier chica q vieramos seca la cargabamos en peso i la depositabamos en el charco mas cercano, era la salvajada, pero la pasabamos muy bien, todo calentado con un buen puro 😉

  2. Es bueno ver posts del padre, al menos no es tan tonto como el hijo, aunque debo decir que este post sobre el carnaval intenta dar un mensaje ecológico que se queda en intenciones pseudoGreenpeace mezcladas con un rechazo a las fiestas. Mal blog, de acuerdo con aquel sensato hombre que lo rechazó. Por cierto, ¿podría revelarnos la identidad?

  3. Untalented Mr. Ripley, no quiero revelar la identidad de aquel sensato hombre, no le quiero generar visitas desde mi site (aunque si visito su página de vez en cuando), además tú ya sabes quien es y si alguien más quiere saberlo solo necesita una pizca de sentido común y “googlear”.

  4. Terrible el Carnaval… trato de no salir de mi casa o visitar un lugar donde no haya ningún peligro. Ests fechas traen también algunas desgracias por el desenfreno y la salvajada.

  5. PIENSO QUE ESO DE MOJAR GENTE, ES COSA DE JUGAR SOLO CON AQUELLOS QUE TIENEN DESEOS DE JUGAR, POR LO DEMAS LAS PERSONAS MERECEN RESPETO Y SI SE MOJA A ALGUIEN SIN SU DESEO O CONSENTIMIENTO, PUES SIMPLEMENTE ES UNA IGNOMINIA, Y ESO ES ALGO Q VA EN CONTRA DE LO Q ES DE BUEN NOMBRE. Y ES Q NO DEBERIAMOS DEJARNOS LLEVAR POR TODAS LAS TRADICIONES, POR Q NO TODAS SON BUENAS, ES MAS DEBERIAMOS ROMPER TRADICIONES Y RENOVARNOS, EN TODAS LAS AREAS, BASANDONOS EL AMOR POR ESTA HUMANIDAD A LA Q TODOS PERTENECEMOS…ASI QUE ABAJO EL IRRESPETO DE LOS CARNAVALES¡¡¡¡

  6. hay que celebrarlo todo pero quizás deberíamos olvidarnos ya de los griegos, los católicos… e ignorar a los chavales que malgastan agua,
    yo me disfrazo cuando me viene en gana sea cuando sea, así que el carnaval debe quedarse reducido a juegos de dramatización públicos o no.
    no si habrá o no una tercera guerra mundial, pero no lo dicen los expertos, sólo algunos catastrofistas, queda aún largo trecho pa que se acabe el mundo, y mucha gente esta poniendo ya las cosas en su sitio: energías renovables, materias primas ecológicas, recogida selectiva; pero eso si, capitalistas sequiran siendo, hay cosas que no cambian

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.