Carnavalito


Click en la imagen para verla completa

Mientras muchos salieron de Tulcán buscando un mejor clima para pasar el feriado de carnaval yo tuve que quedarme reinstalando La Net@ en su nuevo hogar y la pasé rodeado de taladros, pintura, martillos, destornilladores, cables, canaletas, etc.; es decir toda la parafernalia necesaria para adecuar el local y poner a punto la nueva red, no contratamos a nadie; entre mi socio y yo hicimos prácticamente todo el trabajo, desde la pintura de las paredes hasta el cableado para la LAN. Y no pagamos a alguien que haga ese trabajo solo para ahorrarnos un poco de billete sino porque en casos como este: “si quieres que algo salga bien, hazlo tú mismo”. Fue un trabajo largo y cansado, pero estimulante y al final muy gratificante.

Pensé que este iba a ser el primer carnaval en que pasaría sin mojarme, pero me equivoqué; caí ingenuamente en una treta sencilla, pero bien pensada y efectiva. Me dirigía, junto con mi socio (que desde ahora llamaré Apu) desde mi casa hasta La Net@, con la ventana de la camioneta abierta más o menos hasta la mitad (no me gusta manejar con las ventanas cerradas, ni siquiera en el frío de Tulcán) cuando en la acera derecha observamos a una chica, con jean y camiseta, completamente empapada; hicimos lo obvio: voltear sin disimulo y mirar el bello espectáculo de la camiseta mojada. Fue ahí que, aprovechando nuestra obvia reacción, la cómplice de esta chica se acerca por el lado izquierdo y arroja toda el agua de su balde hacia mí a través de la ventana semiabierta. Apu no paró de reirse de mí durante la siguiente media hora y a cada rato repetía: “bien hecho, por caliente”.

En la noche pasé por la tienda para equiparme con todo lo necesario para ver, en televisión, la entrevista que les hicieron a El Manaba y a Arcades Ambo: 20 chocolates, una Coca Cola 3 litros, un paquete de galletas Amor y una funda de Cheetos fueron mi única compañía esa noche.

Al día siguiente, después de una jornada igual de larga y extenuante que la del día anterior llegué a mi casa cerca de las 10 de la noche. No podía evitar tener algo de miedo, la casa estaba sola y con todas las luces apagadas pues toda mi familia pasó el feriado fuera de Tulcán, en estos casos siempre tengo la sensación de que alguien está adentro. Entré, aparentemente todo estaba bien, hasta que me di cuenta que habían tratado de forzar la entrada principal, la cerradura estaba dañada por los golpes y palancas que habían hecho para intentar abrirla…. ahora si tenía miedo.

Busqué inmediatamente la pistola de mi papá (un revolver hecho en Tulcán pero que tiene gravada la marca Smith & Wesson) y la cargué, la sensación de que alguien estaba adentro ahora era más fuerte. Revisé toda la casa con una mezcla de miedo y coraje, no quería encontrar a nadie pero a la vez tenía la esperanza de hallar a alguno de los ladrones para vaciarle las únicas 4 balas que encontré. Si encontraba a alguien le hubiera disparado, sin duda, y para alegar que fue en defensa propia ya tenía mi plan: después de matar al hijuemadre simplemente le colocaba en la mano otro de los revólveres que tiene mi papá (uno de los que no funcionan) y listo, tenía la evidencia para sostener que fue él quien apuntó primero. Pero no encontré a nadie y me quedé con las ganas de pegar un tiro, intenté disparar al aire pero no quise despertar a los vecinos.

Ahora el feriado terminó, mi familia regresó, La Net@ ya está en su nuevo local, los ladrones aprovecharon el feriado porque también intentaron entrar a la casa de mi tío, y yo me quedé con las ganas de gastar por lo menos una de las 4 balas de la “Smith & Wesson, made in USA, marca registrada”.

Feriado de mudanza

Cada vez tengo menos tiempo para dedicarle al blog, tendré que reajustar mi agenda de actividades diarias (o por lo menos empezar por tener una) para darle el tiempo que se merece a esta vaina y más que todo para no quedarme con esa sensación de haber botado la plata que pagué por el dominio y el hosting para CeroCuatro.

Desde hace un tiempo esperaba ansiosamente este feriado de carnaval, tenía fijada la idea de irme a la playa pero se me presentó la oportunidad de cambiar de local a La Neta, un local algo más grande que el actual y mejor ubicado. Así que el tiempo y los ahorros que estaban destinados para el viaje a la playa ahora deben ser invertidos en el trasteo.

Una vez terminada la mudanza debo empezar a dedicarme más a CeroCuatro.net.

Ojalá antes de que se vaya a pasar el feriado mi papá me deje algo para publicarlo aquí.

Y antes de terminar, un par de anuncios personales:

¡Feliz cumple Tutu!

Thanks for your words Satan’s Little Helper.

Carnestolendas

Se dice que en épocas lejanas los pueblos “paganos” destinaban un día para celebrar cierta fiesta, en la que se daban excesos de todo tipo, llegando inclusive a la orgía. En aquella fiesta, hasta era permitido “tocar las carnes”: de ahí lo de carnestolendas y, más tarde “carnaval”.

Dicen que actualmente, en algunos países, como Colombia y Brasil, los carnavales, gracias a la influencia turística, sirven para equilibrar el presupuesto de aquellas naciones. Dicen también los entendidos, que estamos en la antesala de la tercera y última guerra mundial; y, que esta guerra, será disputándose el agua, el “líquido vital”, porque al paso que vamos, sobrará el petróleo, pero faltará el agua.

Todo esto a propósito que en algunos lugares del Ecuador, cuando aún falta un mes para el “martes de carnaval”, la “juventud rebelde y estudiosa”, desperdicia el agua; agrede a todo el mundo, en especial a las señoritas; daña hidrantes, rompe tuberías; “asalta” a los colegios femeninos, hasta conseguir la suspensión de clases, el cierre de los locales comerciales y la ausencia total de los turistas.

¿Qué pasa con la conscientización a niños y jóvenes, qué pasa con la actitud de padres de familia, autoridades y, más todavía, de los educadores…?. ¿Podremos salir de esta subcultura?. ¿Algún día dejaremos atrás la cultura de la mediocridad?… Cuando la abundancia del agua sea un nostálgico recuerdo, únicamente tendremos que decir: “antes, hasta carnaval se jugaba con agua”.

El Papá de Phantom.

Cruel destino…

Otro post del papá de Phantom:

Los griegos afirmaban que era un diosy lo llamaban Hado. Los filósofos hablan del determinismo, del fatalismo. La gente común lo relaciona con el azar. Hay quienes aseguran que del destino nadie huye y, los menos estudiados aseguran que es cuestión de buena suerte, saladera o mala pata.

Bueno, ¿es que el destino existe?. ¿Es que todos nacemos con un propósito ya trazado y con un final ya establecido?. ¿Es que se trata de simples coincidencias…?.No sé. No entiendo, pero para ilustrar la inquietud, les cuento lo siguiente:

A propósito del paro de transportistas que se dio en Tulcán hace algunos días, don Oswaldo tenía que trasladarse al lugar de su trabajo, a pie. La distancia que debía cubrir es de tres kilómetros; y, para ello, se le ocurrió tomar la bicicleta de su hijo, que yacía medio oxidada, desde que su dueño se fue a estudiar a Quito. Por la tarde, al regresar a su casa, e iniciar un descenso de unos doscientos metros, su bicicleta empezó a tomar velocidad. Don Oswaldo quiso accionar los frenos pero estos no respondieron. Trató de amortiguar la velocidad de su vehículo con el pie, pero fue en vano. Un montículo de material arcilloso se atravesó en su carrera: aquello fue una pequeña rampa que le impulsó para elevarse y caer sobre el borde de la vereda, rompiéndose el cuello y muriendo al instante….

Yo me pregunto: ¿para qué cogió la bicicleta, si él era inexperto?. ¿Por qué se desesperó al comenzar el descenso?. ¿Por qué tuvo que pasar sobre el montículo de arena?. ¿Por qué lo del paro?. ¿Por qué el deseo de abrir “su negocio”, si el comercio estaba todo paralizado…?

¿Sería el destino?. ¿Sería que le llegó la hora?. ¿Sería la mala suerte de sus hijos, que desde ese día quedaron definitivamente huérfanos, porque don Oswaldo era viudo?

¿El Hado, el fatalismo, la de a malas, el cruel destino?

¡No comprendo!

El papá de Phantom

Spam, me detestan y la invasión de las Génesis


Click en la imagen para verla completa

Más de 50 comentarios-spam, uno en cada post de CeroCuatro, aumentaron el contador de comentarios haciéndome creer que no son solo tres personas las que entran a visitar esta página. Desde diciembre iniciaron los ataques de spam, primero eran uno o dos con mensajes como “visit www.enlargeyourpenis.com” o cosas por el estilo , luego llegaban en grupos de diez o doce y ahora están en todos los posts publicitando casinos on-line. Por sugerencia de el_ja me descargué el Mt-blacklist, un plug-in para Movable Type que espero me sirva para detener, o por lo menos disminuir en gran parte, los odiosos comentarios con spam. Todavía no lo instalo (el_ja, dame una mano con la instalación de esa vaina) para comprobar si funciona.

Pero el spam en los comentarios no fue la única sorpresa con la que me encontré después de este tiempo de inactividad en mi weblog; una de las preguntas de las cinco del viernes de la semana pasada decía algo así como: “¿cuáles son los blogs que más te gustan y cuáles los que menos?” y para grata sorpresa y como alimento sin igual para mi ya crecido ego y mi espíritu narcisista la autora de Doblepensar me menciona dentro de su lista de los blogs que más le gustan, por lo menos por el diseño. Con mi autoestima muy en alto recibí la última sorpresa: en otro blog, en las mismas cinco del viernes el autor no solo menciona que no le gusta CeroCuatro sino que lo detesta, asi es: detesta a CeroCuatro. Con esta noticia me pasó lo obvio, lo único que le puede pasar a un ególatra en estas circunstancias: mi ego se infló aún más, y es que resulta bueno saber que visitan mi página aún aquellos que la detestan.

Y así como crecen mi ego y mis estadísticas también he visto que está creciendo el número de niñas cuyo nombre es Génesis. Muchos matrimonios que pertenecen a sectas y grupos de evangélicos o fanáticos cristianos, cansados de ponerles nombres como “Israel” o “Jerusalén” a sus almacenes, salas de belleza, papelerías, panaderías, y todo tipo de negocios ahora han decidido que es turno de demostrar su fe a través de los nombres de sus hijos y cada vez se bautizan a más niñas con el nombre de Génesis a quienes talvez de cariño les digan “Genita” o “Genecita”, probablemente cuando se cansen de este nombre le pondrán Éxodo a un hijo varón (“Exodito” o “Éxito” podría ser como los llamen familiarmente) y así continuarán hasta que se agoten los libros del antiguo y nuevo testamentos y no tardará en aparecer alguien llamado “Primera Carta a los Corintios” al que no se me ocurre como lo podrían con diminutivos o cariñosamente.