La fiestica


Click en la imagen para verla completa

No me gusta ir a fiestas formales (ni a ningún otro tipo de fiestas. Si, soy un asocial), peor aún si se que la mayoría de gente que va a estar presente es completamente desconocida para mí. Pero esta vez no pude negarme, el papá del novio y el novio personalmente me hicieron la invitación, mis papás también fueron invitados con la recomendación de que yo no podía faltar, un buen amigo mío y socio de mi negocio también recibió la invitación, era definitivo: no podía faltar al matrimonio del hermano de uno de mis mejores amigos.

Por nuestro horario de trabajo, mi socio y yo, no pudimos asistir a la ceremonia religiosa así que fuimos directamente a la fiesta. Los novios todavía no llegaban, casi todos los invitados ya se encontraban allí, rápidamente y como si nos hubiésemos puesto de acuerdo mi amigo y yo recorrimos todo el salón con la mirada buscando chicas disponibles, el resultado: ninguna candidata, la única candidata posible ya tenía pareja. Nos sentamos al lado de mis papás.

Llegaron los novios, y junto con ellos los padrinos de matrimonio y los padrinos de bautizo de las dos hijas (mataron tres pájaros de un tiro: un matrimonio y dos bautizos). Las miradas de casi todos los presentes se centró en el padrino de matrimonio, su terno llamó la atención: pantalón y zapatos negros, calcetines y chaqueta rojos, camisa blanca y corbata blanca con puntos rojos, era un tipo alto, blanco, bastante calvo y con barba en el mentón -apenas lo ví la imagen de Bersuit Bergarabat vino a mi mente-. Se notaba que muchos comentaban y criticaban la vestimenta del padrino, poco a poco se empezó a correr el rumor que aquel era Papá Noel sin peluca y afeitado.

Hora de los discursos; hablaron los padres de los novios y el brindis estuvo a cargo de Heinz Dieterich, el padrino -curiosamente tiene el mismo nombre de un columnista que escribió algo bastante interesante sobre nuestro Lucio-. Al enterarnos que era alemán y después de escuchar un brindis en un español estructurado perfectamente, en el que se notó la influencia de su esposa por el uso de diminutivos -muy típico en la forma de hablar de los carchenses-, Heinz dejó de ser el objetivo de críticas de la fiesta, todos justificaron su apariencia porque “allá deben vestirse así” y además porque “parece buena gente el gringuito, se lo ve sencillito”.

Empezó la fiesta, a excepción de unas 10 personas -entre ellas yo- todos estaban bailando. Un rato después llegaron más invitados, entre ellos una chica. Para el siguiente set de canciones me acerqué a ella y la invité a bailar, ya viéndola de cerca noté que no tenía más de 16 años, de seguro que si me la encontraba en la calle y le decía hola ella me hubiera respondido “buenas tardes señor”.

– ¿Eres familiar del novio o de la novia?
– Del novio
– Déjame adivinar: ¿prima del novio?
– Si

Esa fue toda la conversación que tuvimos, luego bailé con mi mamá y no bailé más.

Receso, música suave, la hora de la comida había llegado. Una bandeja para cada invitado; caldo de gallina, medio cuy, una presa de gallina, una buena porción de fritada, mote, papa, lechuga, vaso de chicha, copa de helado y un pedazo de pastel para cada uno; todo esto armados solo con una cuchara y con las rodillas como mesa. Pocas veces he comido tanto y lo mejor: sin preocuparme por los modales, todos estaban ocupados comiendo lo suyo y no viendo lo que los otros comían.

Al final todos la pasaron bien: los que bailaron lo hicieron con gusto y disfrutándolo, los que no bailamos por lo menos comimos bien, el gringuito la pasó bien (bailó, desacompasado pero bailó) e incluso comió el cuy sin problema, el novio -bastante tomado- repartió licor y brindó con cada uno de los los invitados haciendo acrobacias para no regar los casi 40 vasos de ron que llevaba en la bandeja.

Talvez no disfruté tanto como otros en la fiesta, pero no la pasé mal. Como siempre mi background de estudios en electrónica se hizo presente al notar que las piezas del parquet (no estoy seguro si se escribe así) del piso tenían forma de LEDs de 7 segmentos.

Mafia papera

La producción de papa siempre se ha destacado en la provincia del Carchi, que ha ido dejando de lado el cultivo de otros productos agrícolas que hace algunas décadas atrás también eran característicos de la zona para ahora dar paso al monocultivo del tubérculo. A lo largo de este año se han dado algunos paros de los “paperos”, cuyo objetivo principal ha sido pedir a las autoridades que se restrinja o se controle el paso de papa colombiana hacia territorio ecuatoriano ya que el bajo precio del producto del vecino país afecta al mercado local generando pérdidas para los productores carchenses.

Precisamente uno de aquellos paros sirvió de marco para la siguiente historia, de la que me enteré sin querer y de muy buena fuente:

Lo que se supo: uno de los dirigentes de los productores de papa planea y lleva a cabo el paro, para reclamar a la autoridad que tome cartas en el contrabando de papa colombiana y así luchar por el bien de sus compañeros paperos y el suyo propio.

Lo que no se supo: el dirigente ya había pasado hacia Ibarra 18000 quintales de papa colombiana.

Lo que se supo: acusan al dirigente de haber llevado hasta Ibarra papa de contrabando, el acusado muestra una certificación legal del Jefe Político en donde se deja constancia que esos 18000 quintales son resultado de la producción de 40 hectáreas que el papero posee.

Lo que no se supo: en realidad no eran 40 hectáreas sino solo 4 (en buenas condiciones una hectárea de terreno puede producir unos 350 quintales de papa), el Jefe Político dice “… a mí me pareció que eran 40, me he confundido”.

Lo que se supo: el paro termina porque el gobierno se ha comprometido a estudiar las propuestas.

Lo que no se supo: el paro terminó porque los 18000 quintales ya tenían su mercado asegurado con un precio de venta de 14 USD por quintal.

Y yo que pensaba que la mafia era exclusiva de los italianos

No le alcanza


Click en la imagen para verla en tamaño real

Mientras tomaba el desayuno escuchaba en la radio la entrevista a un diputado de nuestra provincia, muy conocido no tanto por sus obras o brillante trayectoria sino por su presencia en el ambiente político desde siempre, y escuché algo que desvió mi atención hacia la entrevista; el diputado se quejaba:

“… los legisladores ecuatorianos somos los que menos remuneración recibimos, y no solo a nivel latinoamericano sino a nivel mundial; en Colombia por ejemplo un diputado gana alrededor de 8000 dólares, en Panamá de igual manera. No es que intente que este argumento sea un justificativo, no, no, no, pero habemos muchos que solo vivimos de nuestro sueldo como diputados y, para serle sincero, en mi caso no me alcanza, tengo que dividir mis gastos entre Tulcán y Quito y el sueldo apenas si cubre todos mis gastos.”

¿No le alcanza?, posiblemente tiene razón porque si está acostumbrado a tratarse como rey no hay sueldo que alcance.

Si el honorable que gana entre 3000 y 4000 dólares mensuales como sueldo nominal, sin tomar en cuenta que casi todos sus asesores y auxiliares solo figuran de nombre y lo único que hacen es aparecerse cada mes a cobrar su cheque y darle al señor diputado un buen porcentaje del mismo, no puede vivir con ese sueldo, no le alcanza; ¿qué pasa con la gran mayoría de ecuatorianos que no tenemos un trabajo de diputado?, por ejemplo ¿cómo hace para salir del mes una pareja de profesores que, en el mejor de los casos, ganan 400 o 500 dólares cada uno con un hijo universitario y uno o varios en el colegio o escuela?; o ¿qué malabares hace para sobrevivir una empleada doméstica, madre soltera, que gana 150 dólares mensuales?.

Otros, con mejor suerte, pueden sobrellevar un poco más fácil su situación: “La tarjeta de crédito es el mejor invento del mundo, gracias a ella puedo vivir este mes con lo que voy a recibir el mes siguiente”, comentaba mi profesor de Matemática Avanzada después de brindarnos una interesante clase de geografía e historia europea y antes de empezar con los números.

¡Maldita sea, ¿por qué no soy diputado?!

Las 5 del viernes #10


Click en la imagen para verla en tamaño real

Para no dejar tan abandonado al weblog y a petición de una gran cantidad de gente (Skull Kid, Heavily Medicated, Ganondorf, Samus, Ulyaoth, Pious Augustus, entre otros) he vuelto con las 5 del viernes, aquí están:

1) ¿Qué quitarías del mundo?
La mediocridad. Todos deberíamos hacer algo bien, no a medias, pero algo positivo porque hay personas que para joder o caer mal son completamente profesionales.

2) ¿Cuál es tu sentimiento favorito?
La gratitud, este sentimiento puede provocar muchos otros sentimientos en cadena. Me gusta sentirme agradecido pero me gusta más que se sientan agradecidos conmigo 😉 .

3) ¿Cuál es el recuerdo más intenso que tienes?
¿Intenso?…. mi bautizo en la facultad; 120 voltios corriendo a través de mi cuerpo alcoholizado, mientras gritaba ¡ayayayyy hijueputas!!!

4) ¿Cuál es el pensamiento que más se te repite a lo largo del día?
Si fuera millonario compraría esto, si fuera un perro “fino” no me preocuparía por casa, comida ni sexo, si fuera millonario haría tal cosa, si fuera un perro “fino” no tendría mayores preocupaciones ni estaría pensando en si fuera millonario….

5) ¿Qué es lo que más te gusta provocar en la gente?
Miedo, respeto (por causa del miedo). No me gusta provocar eso, pero generalmente lo hago.

"Fantômas."
"What did you say?"
"I said: Fantômas."
"And what does that mean?"
"Nothing....Everything!"
"But what is it?"
"No one....And yet, yes, it is someone!"
"And what does this someone do?"
"Spreads terror!"

Mens sana in corpore sano


Click en la imagen para verla en tamaño real

En un post anterior concluí que la única manera sana de mantener el cuerpo en forma es el ejercicio y una buena alimentación, pero recién hoy estoy poniendo en práctica aquello; talvez cansado de que mi aspecto cada vez se acerque más al de Homero Simpson, pero con cabello, muchísimo más cabello.

Pero empezar a ejercitar el cuerpo después de una gran temporada de vida sedentaria, muchas cervezas, y una gran cantidad de shawarmas, pan (el delicioso pan de Tulcán que aún estando en Quito lo comía), hamburguesas, papas fritas, pollo frito, fritada, hornado y toda diversidad de delicias cargadas de grasa puede resultar una tarea no tan fácil.

Después de la gran insistencia de mi mamá decidí empezar a salir a trotar con ella para, luego de un par de días, resolver que el atletismo no es lo mío (sentía que mis canillas quemaban -fea sensación-, siempre la he sentido cuando corro). Es así que desempolvé la bicicleta montañera de mi papá (mi bicicleta la vendimos hace unos 9 años después de un accidente que tuve) y empecé a darle uso, resultado: trasero adolorido por la falta de costumbre (años sin montar bicicleta), pero poco a poco me estoy re-habituando al caballito de acero, como buen carchense (las grandes glorias del ciclismo nacional de ruta de todos los tiempos han sido, generalmente, ciclistas del Carchi).

Tulcán debe ser la única ciudad del mundo en la que sus habitantes usan el aereopuerto para practicar atletismo y ciclismo, ¡me encanta!; una vuelta a la pista son 5 Km y para andar en bicicleta es un ambiente bastante seguro, no hay que preocuparse de que algún chofer “profesional” pase a pocos centímetros del ciclista o alguna vaca se atraviese de repente. Pero algo que si tiene en común con muchas otras ciudades es el poco respeto que ciclistas y peatones tienen por las leyes de tránsito; más de una vez me ha pasado que, después de cambiar el semáforo a verde, inicio a cruzar la calle en el carro y el ciclista que viene por la calle perpendicular a la que yo me encuentro no hace el mínimo intento por frenar, yo soy el que tiene que hacerlo -casi siempre bruscamente-, lo mismo pasa con jóvenes colegiales que se creen los dueños de la calle y creen que la acera es un mero elemento decorativo. Creo que tienen la idea de que los semáforos solo son para los carros.

Me encantaría aplicar a mi vida la filosofía de vida de los antiguos griegos, que (más o menos) dice así: “un hombre para ser completo debe practicar un arte, un deporte y una ciencia”. Lo de la ciencia creo que si cumplo, lo del deporte estoy iniciando, pero lo del arte lo veo difícil; no soy un artista y a estas alturas nunca lo seré, no nací con ese don de locura sublime.

Biografía no autorizada


Click en la imagen para verla en tamaño real

Además de sus ocupaciones como entrenador de Cancerbero, encargado del mantenimiento de la barca de Caronte y de capturar almas para su jefe a través de su página web (ROATF); Skull Kid también ha empezado a incursionar en el mundo de las biografías. Arcades Ambo fue su primera víctima. Ayer mis abogados y mi equipo de imagen me comunicaron que yo había sido el segundo en su lista y mi biografía no autorizada estaba ya publicada.

Ahora, la recomendación dada por mi equipo legal es acometer contra mis ex-esposas, amantes, strippers, mayordomos, mucamas, ex-representantes, actores, actrices, rock-stars, amigos de la infancia, compañeros de colegio y políticos que le hayan proporcionado a Skull Kid información confidencial sobre mí que, por obligaciones contractuales, no estaban permitidos de hacerlo para luego, con el dinero obtenido de proceder legalmente contra estas personas, comprar algunas almas y canjearlas a Hades por el alma de su súbdito. Una vez que tenga su alma bajo mi dominio, como castigo posiblemente lo convertiré en estrella femenina de la Tecnocumbia.

Violencia senil


Click en la imagen para verla en tamaño real

Con el fondo musical de Los Iracundos sonando en una emisora local espero a que el “doctor” llegue a su oficina. La llegada de más personas a la dependencia de Estado distrae al secretario del burócrata, “elegantemente” vestido, de su atenta lectura de un libro de Cuauhtemoc Sánchez.

Después de discutir brevemente sobre la no venida de Lucio para las fiestas de la provincia, del paro del magisterio y sobre si dejar la dolarización sería bueno o no, las personas que recién habían ingresado empiezan a averiguarse entre sí el por qué están buscando al señor Intendente de Policía, yo solo escuchaba.

Resulta que dos de las personas del grupo estaban ahí por la misma razón: la viejita que vende las veladoras afuera de una Iglesia había golpeado a algunas mujeres, también de avanzada edad, que salían de escuchar misa y a un sacerdote. La hija de una de las agraviadas y una de las víctimas directas eran quienes se encontraban allí, esperando también al Intendente para ponerle al tanto de lo sucedido y presentar la denuncia respectiva.

Llegó el servidor público, hice mi trámite y salí. Me quedé con la curiosidad de saber cual sería la acción a tomar por el Intendente en este caso de violencia senil. ¿Acaso generaría una orden de arresto contra la señora por atentar contra la integridad física de algunas beatas y un ministro de Dios?, ¿le prohibiría que siga con su puesto de ventas en la entrada de la Iglesia?, ¿ordenaría un examen psicológico para verificar la salud mental de la señora?, ¿recogería las demandas de las afectadas para luego archivarlas y olvidarlas mientras se moría de la risa imaginándose la escena?, ¿mandaría a un gorila para que le de una paliza a la señora, a manera de advertencia? o ¿mejor pensaría en enviar un gorila a cada iglesia para cobrar por “seguridad” y así empezar con una mafia tipo Mama Lucha?.

¿Qué hubieran hecho si estuvieran en el lugar del Intendente?

“Señor Intendente;
esta mujer miente,
yo duermo con ella
y ella no me siente.”