Andinatel S.A. (Sucks, Always)


Click en la imagen para verla en tamaño real

Si la única línea telefónica que tengo disponible, tanto para comunicarme con Quito buscando información para un proyecto de gran importancia como para acceder a internet, se muere; ¿qué es lo que debo hacer?: pues llamar a Andinatel para reportar el daño (aunque voy y lo hago personalmente), después de haber revisado la conexión interna y haber verificado que, en realidad, la línea telefónica ha muerto.

¿Qué es lo que tiene que hacer Andinatel después de recibir el reporte del daño?, lo lógico: enviar a un técnico para que revise y repare el daño de la línea telefónica que, al parecer, ha pasado a mejor vida, aunque según “mi tonto pensar” creo que sería mejor que primero revisen en la central para descartar la posibilidad de una simple falla que puede solucionarse por software y así no enviar a un técnico a hacer un trabajo en vano.

Andinatel opta por la solución lógica y quien recibió la queja genera una orden de reparación -ha cumplido con su trabajo-, quien distribuye las órdenes -cumpliendo con su trabajo- envía a un técnico. Para sorpresa mía el técnico llega a revisar el problema a primera hora del día siguiente (si enviaban a alguien el mismo día no lo hubiera creído y seguro me daba un paro cardiaco). Después de examinar al difunto el técnico emite su diagnóstico: “la falla no es de aquí, no llega señal desde la central, tengo que reportar el problema” -el trabajo del técnico ya está hecho-. El día transcurre y termina; la línea telefónica todavía no da señales de vida.

Muy temprano en la mañana, al día siguiente, me dirijo personalmente a la central de Andinatel para averiguar qué pasó con el daño que reporté y me doy cuenta que no soy el único que está allí buscando una solución a su problema; varias personas han acudido también para encontrar a los técnicos antes de que salgan a cumplir su trabajo para pedirles de favor y rogarles que no se olviden de ir a revisar sus líneas telefónicas porque las órdenes ya han salido algunos días atrás. Reconozco al técnico que estuvo el día anterior y le pregunto sobre el paciente de mi interés: “el daño es en central, vaya allá”, es la respuesta.

Alcanzo a reconocer al encargado de la central (lo había conocido poco antes haciendo otro “trámite”) y dirijo mi inquietud hacia él; “si el técnico ha detectado que el error es de aquí ya debo tener el reporte en mi oficina, estoy yendo para allá, váyase tranquilo nomás que en 10 minutos el problema estará arreglado” -en 10 minutos cumplirá con su trabajo-.

3 horas después la línea telefónica sigue muerta. Llamo al número que en la guía telefónica aparece como el departamento de reparaciones de Andinatel; ese número ya no es de reparaciones, me dan otro número, marco a este nuevo número; tampoco ahí es reparaciones, es la caseta del guardia, me dan otro nuevo número en el que reporto mi problema y todo lo que ya se ha hecho para traer a la vida al muertito, la persona que atiende la llamada pide mis datos y ofrece verificar el problema en la central inmediatamente -cumpliendo así con su trabajo-.

Al momento de escribir esto ya han pasado 5 horas desde el “inmediatamente” que me ofrecieron y el muerto sigue así: muerto. Pero ¿por qué sigue muerto, si todos han cumplido con su trabajo?, talvez porque “el jefe” de Andinatel 04 no tiene ni idea de donde está parado, en lo que a telefonía se refiere, y llegó a ese puesto porque apoyó a Lucio en campaña como militante “activo y luchador” del partido de gobierno…. entre otras posibles causas, aunque no importa que no tenga aptitudes para administrar una telefónica porque -según palabras de quien alguna vez me dio clases de tráfico telefónico- “las telecomunicaciones bien administradas son el mejor negocio del mundo y mal administradas son el segundo mejor negocio del mundo”.

No sé a qué hora o qué día la línea telefónica vuelva a la vida para poder publicar esta vaina en el weblog, pero yo ya la tengo escrita -he cumplido con mi trabajo-.

Las 5 del viernes #9


Click en la imagen para verla en tamaño real

1) ¿A dónde te irías de vacaciones, sea donde sea, en cualquier parte del mundo?

Me gusta la naturaleza, pero prefiero la vida loca: Las Vegas sería el lugar.

2) ¿Cómo llegarías hasta allí? ¿En qué medio de transporte?

En carro; vida loca en 4 wheels.

3) ¿Con quién te irías, sea un músico, un actor, una actriz, un escritor, o tu pareja?

Una actriz, compañía perfecta para una wild adventure.

4) ¿Qué harías allí? ¿Descansarías, explorarías sitios que nadie ha visto o simplemente irías a las principales atracciones turísticas?

¿Descansar?, ja. Regresaría más cansado.

5) ¿Qué te llevarías allí, a parte de tu ropa?

Plata, harta plata (obvio si voy a Las Vegas)

Limpio caballos


Click en la imagen para verla en tamaño real

No se trata del anuncio de un negocio dedicado al aseo de equinos, es una frase que hace mucho tiempo no la escuchaba y que no significa lo que parece que significa.

*************************
Quito, un domingo a las 9 de la mañana; intersección de las avenidas Colón y Amazonas, un pequeño camión ingresa en contravía por esta última calle. Algunos carros le “hacen luces”, algunos conductores le hacen señas, otros nombran a la madre del chofer del camioncito hasta que, luego de haber recorrido un corto trecho, un señor oficial de tránsito (ci eich ei pi ei) le ordena que se detenga:

-Estaciónese y prenda las luces intermitentes (en el doblaje de una película se escucharía “oríllese y encienda las luces de parqueo, por favor”).
Si jefe, ahorita mismo.
– Papeles.
Tome jefecito, aquí están…….. pero ¿qué infracción cometí?.
– No se da cuenta que está en contravía, y por una de las principales calles de Quito.
Discúlpeme, no he sabido. La última vez que vine por aquí esto era doble vía.
– Eso era hace años, ahora solo es doble vía desde la Colón hacia el norte.
Pero no vi ninguna señal, jefe.
– ¿No vio ninguna señal, y ese letrero de NO ENTRE cree que es de adorno, o qué?.
Vea jefe no lo hice adrede, yo pensaba que todavía era doble vía. No conozco mucho de Quito, solo estoy de paso, yo soy de Tulcán y ya sabe que los de allá somos limpio caballos.
– Ah, es del Carchi. Yo también soy de por allá, pero yo ya no soy tan caballo.
jajaja.
(El oficial ya se ha subido dentro de la cabina del camión -creo que se subió para que no lo cachen las cámaras de ojo de águila- y empieza a abrir un manual de leyes de tránsito)
– Le voy a indicar la sanción que se recibe por la contravención que usted acaba de cometer.
Guarde nomás el manual jefe, yo me lo sé de memoria, tengo que de ley ir a la cárcel; ¿si o no?.
– Pues si, algo así (mientras coloca su pequeño cuaderno sobre el volante y lo abre por las páginas centrales).

El chofer, ya sabido en estos asuntos, entiende el mensaje inmediatamente y coloca un billete de 10 USD en el cuaderno; el policía lo cierra, se baja del camión, le recomienda que la próxima vez tenga más cuidado y se despide.

*************************

Ni por más que el contraventor admitió ser un “limpio caballo” se salvó de darle “para las colas”, aunque corrió con suerte y no fue a parar a cana.

Yo no fui testigo de esta historia, es la versión que contó el chofer del camión y justamente escuchándolo fue que volvió a entrar en mis oídos y a rebuscar recuerdos en mi cerebro la famosa frase “limpio caballo”. Durante mi infancia escuchaba muy frecuentemente este especial uso que se le daba al adjetivo “limpio”, por ejemplo si después de jugar durante toda la tarde llegábamos a tomar el café con nuestras ropas ensuciadas a más no poder era típico una observación como esta: “elé, ya vienen otra vez limpio sucios”, o si se cometía alguna tontería o burrada definitivamente alguien te decía: “vos si que eres limpio caballo, ¿no?”.

Limpio sucio: curiosa forma de decir “completamente sucio”. También curioso cuando a mi abuela la hacía cabrear alguna gallina y se podía escucharla decir: “gallina perra”.

Las cinco del viernes #8


Click en la imagen para verla en tamaño real

1) Si tuvieras el poder de dar la inmortalidad a sólo una persona de la Tierra, ¿a quién se la darías?¿Crees que le gustaría?

A mí, y si me gustaría.

2) Si tuvieras el poder de hacer volver a la vida a una persona, ¿a quién elegirías?¿Por qué motivo?

A Hitler, para hacer sufrir a ese pobre hijo de p**a.

3) Si pudieras hablar durante horas con la persona que quieras del mundo,
¿con quién lo harias?¿De qué hablarías?

No se me ocurre nadie en particular, pero una charla muy interesante podría ser con alguien como (o incluso una mezcla de): Arcades Ambo, Freddy Peñafiel, Jeremías, Olavia Kite, Sisterdeath, Skull Kid, mi papá.

4) Si pudieras cambiarte por otra persona, ¿por quién sería?¿Por qué?

Por nadie, porque estoy seguro que después de cambiarme por otra persona siempre encontraría alguien más con quien quisiera cambiarme.

5) Y si alguien te eligiera en alguna de las cuestiones anteriores, ¿qué harias?¿Cómo te sentirías?

Si es por lo de la inmortalidad: perfecto, tendría todo el tiempo del mundo para aprender y conocer todo lo que quiera (posiblemente me haría hacker); si me resucitan espero que no sea para hacerme lo que le haría a Hitler; si alguien quiere hablar conmigo es porque debe buscar alguien que sepa escuchar mucho y hablar poco; si una persona quiera cambiarse por mí posiblemente sea masoquista.

CeroCuatro, ahora desde 04 (y con dial-up)

3 semanas desenchufado, 3 semanas en las que apenas me habré conectado una hora, 3 semanas que no fueron tan terribles como me las imaginaba.

Hace una semana que estoy de regreso en 04 y, al parecer, mi estadía aquí va para largo a menos que consiga contactos con la guerrilla colombiana, con algún cartel de narcotraficantes; o me lance de candidato para diputado; o hasta que llegue un gobierno en el que pueda palanquearme la Superintendencia de Telecomunicaciones. Preferiría la opción de los narcos, siempre me ha atraído la forma de vida de estos “pillos”: preparar golpes perfectos, ser un Robin Hood, comprar policías, estar en el círculo de políticos y personajes de farándula…… tener poder.

Pero hasta que encuentre un puesto en el lucrativo mercado del narcotráfico tendré que vivir con mis padres (lo que implica atenciones, cuidados y ciertas comodidades) después de haber pasado 8 años viviendo prácticamente solo y a 240 Km de distancia del nido familiar.

Regresar a 04 es una decisión que considero será de vital importancia dentro de mi vida, talvez comparable con decisiones como escoger la carrera que estudiarás, el matrimonio, el divorcio, de sabores o extra-sensibilidad, etc. ¿La decisión fue buena o mala?, solo me queda esperar para saberlo.

Hasta ahora creo que no tengo quejas, sin tomar en cuenta que:
No hay cines en 04, no he visto Matrix Revolutions, no tengo dvd-player, tengo televisión por cable pero en mi cuarto no tengo un televisor, no tengo computadora en mi casa, la única forma de conectarme a internet es utilizando la simple y común línea telefónica y este año ha sido economicamente desastroso para mí.

Estoy bien, terminaré por acostumbrarme (lo que significa que es muy probable que el “cantadito” pastuso se me pegue nuevamente). 04 no es una ciudad hermosa ni mucho menos cosmopolita pero es mi ciudad y “la tierra llama”.